Enel ha firmado con UniCredit su primera línea de crédito renovable vinculada al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, un acuerdo de préstamo por un importe de 1.000 millones euros con plazo de cinco años, informó la compañía.

En concreto, esta nueva línea de crédito está vinculada a la capacidad de la energética para alcanzar, a 31 de diciembre de 2021, un porcentaje de la capacidad instalada de fuentes renovables en una base consolidada o igual al 55% de la capacidad instalada consolidada total. Al pasado 30 de junio, este porcentaje ya es del 45,9%.

Según el logro de este objetivo en la fecha establecida, la línea cuenta con un mecanismo de aumento o disminución que tendrá un efecto en el margen de interés aplicado en caso de uso del préstamo y en la comisión por falta de uso.

El director financiero de Enel, Alberto De Paoli, destacó que con esta “innovadora” línea de crédito el grupo progresa en su camino de financiación sostenible vinculado al logro de sus objetivos de descarbonización, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Asimismo, consideró que la aparición de este tipo instrumentos financieros que recompensan el comportamiento medioambientalmente responsable “es una confirmación más de la validez de la ecuación que vincula la sostenibilidad con la creación de valor”.

El grupo, principal accionista de la española Endesa, indicó que esta nueva línea de crédito y la primera emisión de bonos del mundo vinculada a la consecución de un objetivo sostenible que lanzó en septiembre el grupo, principal accionista de la española Endesa, están destinadas a ampliar y diversificar sus fuentes de financiación sostenible.

Este nuevo enfoque de financiación es parte de la estrategia de creación de valor a través de la integración de los ODS en el modelo de negocios del grupo energético, una estrategia que ha contribuido al crecimiento de Enel y la reducción de su perfil de riesgo.