Lidl

Lidl es uno de los mejores supermercados, y hemos hecho muchísimos artículos hablando de sus bondades y de sus buenas prácticas. Sin embargo, no deja de ser un supermercado, y en todos ellos, tenemos productos buenos para la salud, y otros que no lo son tanto. En relación a cuidarse y a mantener la línea, hay alimentos que vende este supermercado que no debes comer, o al menos, debes comer con moderación.

Estos son los 10 alimentos que no debes comer del Lidl si quieres mantener la línea. Eso sí, yo soy más partidario de una dieta flexible, de este modo, yo personalmente no prohibiría ninguno, sino que reduciría su consumo, pues el veneno está en la dosis. No pasa nada por comer una onza de chocolate o un trozo de pizza.

Patatas fritas de Lidl

Lidl

Nos encantan las patatas fritas, sobre todo las de marca Snack Day con sabor jamón, que por 0,79 tienen una cantidad bastante generosa. Sin embargo, si queremos cuidar la línea, debemos reducir el consumo de este tipo de alimento, el cual, al igual que la mayoría de patatas fritas de bolsa, engorda bastante.

Normalmente, tienen alrededor de 500 calorías por cada 100 gramos de producto, con muchas grasas, muchos hidratos y también mucha sal. De este modo, estas patatas pueden hacerte engordar si abusas de ellas, pues su densidad calórica es muy elevada.