Letizia

No es necesario recalcar que la Reina Letizia tiene un temperamento bastante fuerte y difícil en ciertas ocasiones, un carácter que, a veces, la ha mantenido distante de la Familia Real y de algunas personas cercanas al Rey Felipe, pero, ¿Es ese el único motivo?

Lo cierto es que no y es que hay que tener en cuenta que Letizia no aguanta a algunas personas cercanas al Rey, y no porque choquen en personalidad, que puede pasar, sino porque, simplemente, no las traga. A continuación vamos a ver cuáles son esas personas que Letizia no puede ver ni en pintura. A Algunas de ellas se las ha ido separando de la Casa Real poco a poco.

La enemistad de Letizia con Urdangarin

Letizia

Aunque siempre se ha pensado que el enemigo número uno de Doña Letizia es el rey emérito Juan Carlos I, realmente no es así. El primer enemigo de Letizia es, nada más y nada menos, que su cuñado Urdangarin, y no solo por la polémica con el caso Nóos, que también, sino por otras cosas que para Letizia eran mucho más importantes.

Según parece, Iñaki Urdangarin tuvo algo que ver en la crisis que los Reyes de España atravesaron en el año 2013, una crisis enorme que todos creíamos que acabaría en divorcio. La cuestión es que Iñaki Urdangarin pudo haber hecho comentarios mal intencionados sobre Letizia al propio Felipe, el malmeter de toda la vida, y esto habría provocado más de una discusión.

Antes de todo existía una relación cordial entre el duque de Palma y la reina, pero todo cambió después de que Letizia se enterase de sus intenciones y, como no, después del caso Nóos. La relación en estos momentos es inexistente, tanto por parte de la Reina Letizia como por parte del Rey Felipe VI.