dieta saludable sobrepeso

La dieta para las personas con sobrepeso siempre suele ser un quebradero de cabeza, de alegrías y decepciones. Cuando decides que es hora de perder esos kilos de más sueles mirar todas las dietas milagro del mundo mundial. Eso lo único que hace es que pases mucha hambre y que, en el momento en el que la dejas, tu peso vuelva a ser el mismo.

Lo mejor que se puede hacer es aprender a comer y llevar unos hábitos de vida saludable. La comida es tan solo uno de los factores que te afectan en el peso. También es importante olvidar el sedentarismo y salir todos los días a andar al menos media hora de ida y media de vuelta.

Un truco para que aprendas a no coger cosas que te engorden y, además, ahorres dinero, es que lleves una lista de la compra con lo que realmente necesitas en tus menús. Tienes que organizarte las comidas por semanas y hacer una lista en base a ella. Evitas comprar por comprar. Otra forma de no sucumbir a la tentación es ir siempre a comprar después de haber comido. Si vas con hambre, todo se meterá por los ojos.

Además de hacer lo que te acabo de decir, hay una serie de pautas a seguir con las que conseguirás dejar de tener sobrepeso sin hacer una dieta demasiado estricta. Si la sigues y te acostumbras a comer bien irás notando cómo bajas de peso. Te advierto que no es una solución de hoy para mañana. Hay que ser constante y tener paciencia.  

Carnes a escoger contra el sobrepeso

filete de pavo

Si te topas una dieta en la que te quitan toda la carne o la que tan solo se come carne, como la del Paleo, no la sigas, a no ser que seas vegetariano o vegano en la que debes incluir aportes extra de vitamina B12 y suplir las carencias de la proteína de la carne.

En el caso de que quieras eliminar el sobrepeso de tu vida debes saber elegir qué carne debes comer. Las que menos calorías y colesterol contienen son las de pavo, conejo o pollo. Además, evitarás problemas cardiovasculares relacionados con las grasas de la carne.

La carne es siempre preferible cocinarla a la plancha o al horno antes que frita. No olvides si escoges pollo o pavo evitar comer la piel que es donde más grasa saturada hay.