flor

Cuando la primera flor del mundo brotó hace unos 140 millones de años, era bisexual, poseía partes reproductivas masculinas y femeninas, según los investigadores que virtualmente reconstruyeron la flor en un nuevo estudio.

El descubrimiento en las heces de los dinosaurios arroja luz sobre la evolución y diversificación de las plantas con flores, o angiospermas, el mayor grupo de plantas en la Tierra, dijeron los investigadores. Por ejemplo, la reconstrucción muestra cómo la antigua flor difería de sus numerosos descendientes modernos.

“Las partes semejantes a pétalos y los estambres (órganos reproductores masculinos de una flor) eran más numerosos que en la mayoría de las especies vivas y probablemente estaban organizados en múltiples series de tres“, dijo el investigador principal del estudio, Hervé Sauquet, profesor asociado al Laboratorio de Ecología, Sistemática y Evolución de la Universidad de París-Sud, en Francia.

Hay muchos misterios en la evolución de las plantas, y Sauquet y sus colegas estaban decididos a resolver uno de los más grandes: cómo era el angiosperma original.

“Sabemos mucho acerca de la historia evolutiva de este grupo, en particular, cómo las familias de plantas están relacionadas entre sí, pero todavía sabemos muy poco sobre cómo su estructura emblemática – la flor – ha evolucionado y diversificado desde su origen”, dijo Sauquet a Live Science por medio de un correo electrónico. “Es por eso que decidí unir fuerzas con otros expertos y crear la iniciativa internacional eFLOWER para abordar estas cuestiones“.

Debido a que no hay fósiles conocidos de la angiosperma más antigua del mundo, la flor más antigua de los fósiles no controvertida data de hace unos 130 millones de años, unos 10 millones de años antes del probable nacimiento de la flor más antigua, Sauquet y sus colegas usaron un método conocido como reconstrucción a su estado ancestral, dijo.

Este método utiliza información del árbol evolutivo conocido -un diagrama que muestra las relaciones entre las flores basadas en sus similitudes y diferencias -y de las características conocidas de las flores vivas “para adivinar la estructura de las flores ancestrales en diferentes puntos de divergencia en el árbol,” dijo Sauquet.

Para revelar la anatomía de la primera flor, los investigadores utilizaron modelos probabilísticos que calcularían la probabilidad de la aparición de ciertas características florales a lo largo del tiempo. Este método les permitió “no solo averiguar cuáles eran las flores ancestrales, sino también medir la incertidumbre” en torno a los resultados, dijo Sauquet.

Los resultados mostraron que cuando las flores surgieron por primera vez en la Tierra, pasaron por una serie de simplificaciones en las que las estructuras se redujeron o se fusionaron hasta que las flores se establecieron en una arquitectura óptima y estable, dijo.

Una vez que las flores alcanzaron esta arquitectura estable, probablemente comenzaron a diversificarse y desarrollar otras características, como la simetría, señaló.

Sin embargo, todavía hay mucho que aprender sobre las angiospermas tempranas y sus ambientes. Por ejemplo, no está claro qué animales podrían haber comido o polinizado estas flores, aunque “algunos autores han especulado que las moscas podrían haber sido entre los primeros polinizadores de flores“, dijo Sauquet.

Por otra parte, los estudios sobre las heces de animales fosilizados, conocidos como coprolitos, muestran que ciertas paleo-bestias comieron en angiospermas. Por ejemplo, un dinosaurio desconocido -pero aparentemente grande, a juzgar por el tamaño de sus excrementos- comió angiospermas hace unos 75 millones de años, según una investigación presentada en la conferencia de la Sociedad de Paleontología de Vertebrados de 2015 en Dallas.

Comentarios