No es ninguna novedad el hecho de que Kiko Matamoros, colaborador de Sálvame, tiene una mala relación con sus cinco hijos, de los cuales tres son conocidos en el mundo mediático. Una vida de idas y venidas en las que la relación no llega a cuajar con ninguno de sus retoños.

Y hay que reconocerlo, lo cierto es que no les faltan motivos para tener esta enemistad con su padre, ya que no deja de cometer un error tras otro. Y ya no son críos, lo que dicen es con criterio. A continuación, te contamos la turbulenta historia y las razones que han llevado a los hijos de Kiko Matamoros a no dirigirle la palabra, de nuevo.

El papel de Marta López

marta lopez ana

La relación que parecía destinada a empeorar la relación de Kiko Matamoros con sus hijos, ha resultado ser todo lo contrario. Y es que la modelo e influencer le ha ayudado a dar ese paso de reconciliación con algunos de ellos. Es por eso que a día de hoy, Diego sí tiene una mejor con su padre, al igual que con Laura, Irene y Lucía. Pero en lo que se refiere a Anita, las cosas no podrían estar peor. De nuevo, la joven fruto de su amor con Makoke, no le dirige la palabra. Y lo ha reconocido públicamente.

El propio Kiko reconoce que la culpa es suya, ya que no ha sido un buen padre para ella ni para el resto de sus hijos. No solo por haberles consentido, sino por no haberles prestado la atención necesaria. Parece ser que en esta ocasión, Marta López también tiene algo que ver, pero no para bien como con el resto de sus hijos. Según se cuenta, la modelo y la hija del colaborador no se llevan nada bien.