No es ninguna novedad el hecho de que Kiko Matamoros, colaborador de Sálvame, tiene una mala relación con sus cinco hijos, de los cuales tres son conocidos en el mundo mediático. Una vida de idas y venidas en las que la relación no llega a cuajar con ninguno de sus retoños.

Y hay que reconocerlo, lo cierto es que no les faltan motivos para tener esta enemistad con su padre, ya que no deja de cometer un error tras otro. Y ya no son críos, lo que dicen es con criterio. A continuación, te contamos la turbulenta historia y las razones que han llevado a los hijos de Kiko Matamoros a no dirigirle la palabra, de nuevo.

Su relación con sus hijas fuera del mundo mediático

hijos kiko matamoros

De sus cinco hijos, dos de ellas no aparecen nunca ante los medios, aunque igualmente con ellas también ha tenido serios problemas. Aunque estos no llamaban la atención de los medios, ya que ellas no han querido saber nada de las cámaras nunca. Irene, la más joven de los hijos de su primer matrimonio, retomó contacto con él cuando fue operado el pasado año por el tumor, y asegura que siguieron escribiéndose y mejorando su relación.

Por otra parte, tenemos a Lucía, la mayor de los hermanos, quien no solo se preocupó por su padre, Kiko Matamoros, cuando este se operó, sino que incluso fue a recogerle al hospital con dos de sus hermanos, Diego y Laura, quienes sí aparecen constantemente en televisión. Marta López se encontraba trabajando aquel día, así que ellos decidieron ir en su búsqueda para que no estuviera solo al salir de una operación tan importante.