Escotet
Juan Carlos Escotet. (Fuente Abanca)

Desde que aterrizara en Abanca hace tres años, el objetivo de Juan Carlos Escotet es convertir al banco que preside en el “líder” del noroeste español y hacerse fuerte en Portugal. Así, en marzo de 2018, compró el negocio de Deutsche Bank en el país y pasó de tener 4 a 45 oficinas, localizadas mayoritariamente en Lisboa y Oporto.

Ocho meses después, el banco gallego anunciaba la compra de Caixa Geral de Depósitos, la filial española del banco público luso por 364 millones de euros. Los trámites terminaron en octubre de 2019, cuando comenzó la integración de ambas entidades.

Los planes de expansión se mantenían y el 10 de febrero de este año, Escotet acordaba la compra del 95% de las acciones de otra entidad portuguesa, EuroBic. Aunque esta vez no desvelaron el importe de la operación, algo raro, dada la transparencia de otras operaciones.

Aunque los accionistas de EuroBic aceptaron la propuesta, el acuerdo de compra estaba sujeto, como sucede en este tipo de operaciones, a un proceso de due diligence y a las autorizaciones de las autoridades regulatorias. Pero la operación estaba en el punto de mira, pues, su principal accionista, Isabel dos Santos, que posee un 42,5% del banco estaba siendo investigada por el caso Luanda Leaks.

EL PAPEL DE DOS SANTOS

Un mes antes de que Abanca hiciera una oferta por EuroBic, la primera accionista, que es hija del expresidente angoleño José Eduardo dos Santos y considerada la mujer más rica de África, fue acusada de malversación y blanqueo de dinero por su mandato como jefa de la petrolera Sonangol (2016- 2017).

El anuncio de las autoridades angoleñas llegaba una semana después de que una investigación periodística llevada a cabo por varios medios informara sobre más de 700.000 documentos filtrados del imperio empresarial que encabeza Isabel dos Santos, en lo que pasaba a conocerse como Luanda Leaks.

Los documentos revelan que se lucro de varios contratos en la industria petrolera, de diamantes y telecomunicaciones durante su presidencia, así como que empresas occidentales ayudaron a dos Santos a sacar dinero del país africano.

Las investigaciones señalaban que en 2017 transfirió unos 115 millones de dólares de Sonangol a Dubai, en concreto a la cuenta de Matter Business Solution, una consultora controlada por el portugués Jorge Brito Pereira, que fue durante años su abogado.

Eurobic estaría “implicado” porque el 15 de noviembre de 2017, día que anunciaron la salida de dos Santos de la presidencia de Sonangol, la cuenta de la petrolera en el banco registró un importante movimiento, pasando de 57 millones de dólares a registrar un saldo negativo de 500.000 millones.

LA RESPUESTA DE EUROBIC

Al conocerse la noticia, el banco anunció que era una información “desconocida hasta la fecha” y solicitaron una auditoría de los movimientos. Aunque aclaraban que siempre se habían respetado los procedimientos legales entre el banco y Sonangol, y más si cabe, aquellos relacionados con la prevención del lavado de dinero.

De manera que se pusieron en manos del Banco de Portugal para que revisaran todas las transacciones entre Sonangol y Matter Business Solution, según explicaron en un comunicado. Pero en medio de este asunto llega la pandemia y en un intento de cerrar un precio de compra acorde para los accionistas y Abanca, la consultora encargada del due diligence tenía que reflejar en las cuentas el impacto que iba a tener  la crisis del covid-19, en un banco además bastante expuesto.

“Esto hizo que bajara el precio, Abanca hizo una contraoferta a los principales accionistas que evidentemente no aceptaron, la prensa portuguesa dice que ni contestaron” señalan fuentes conocedoras del asunto a MERCA2.

A esto se suma el impacto reputacional, no paraban de salir noticias de Isabel dos Santos y la utilización de las cuentas del banco para hacer transferencia y desviar fondos, y “evidentemente, esto pesa”. En España la banca está mucho más regulada que en Portugal y sobre todo los temas de blanqueo, con mucha supervisión del Banco Central Europeo y el Banco de España, “Abanca iba a estar si o si en el punto de mira”.

NO A CUALQUIER PRECIO

El pasado 16 de junio, Abanca informaba de que a pesar de haber dedicado “importantes esfuerzos y recursos”, se había visto obligada a desistir de la compra de EuroBic por no haberse cumplido las condiciones pactadas. Sin embargo, seguirán analizando operaciones de compra en Portugal.

La prensa portuguesa se ha mostrado rotunda en el asunto, el diario Expresso califica la operación de “fracaso”, pero no les sorprende. Si hay alguien que sale ganando, de nuevo, es Isabel dos Santos, que se mantiene como accionista principal del banco portugués y no ha vendido su parte a cualquier precio.

En opinión del diario económico, el gallego habría abandonado la compra de EuroBic al no llegar a un acuerdo con los angoleños, en especial con Isabel dos Santos. Y asegura que en los últimos días se dieron varias negociaciones, pero llegó a “punto muerto” porque el precio a pagar se convirtió “en un obstáculo”. Los accionistas restantes con el 57,5% del capital y entre los que se encuentra Fernando Teles, con el 37,5%, dejaron claro que en Portugal no se compra barato.

Comentarios de Facebook