La privacidad es un derecho que no se está respetando, especialmente fuera de Europa con otras leyes de protección de datos muy distintas a las europeas. Y el problema de eso es que la mayor parte de tecnologías y servicios que se usan provienen de territorios como EE.UU. o China. ¿Resolverán ese problema los cambios implementados en iOS 14 y Android 11?

Ambos sistemas operativos de Apple y Google, respectivamente, han hecho algunos cambios interesantes para mejorar este aspecto y que deberías conocer…

iOS 14 vs Android 11: privacidad

Android 11 y sus funciones de privacidad

Android 11

Eso en cuanto a iOS 14, pero Android 11 tampoco se ha quedado de brazos cruzados para intentar agradar a los usuarios que buscan algo de privacidad. Por ello ha implementado otra serie de mejoras.

Además de los permisos de las apps que ya existían en versiones anteriores de Android, y las funciones que se pueden deshabilitar para mejorar la privacidad, también hay novedades entre las que destacan 3:

  • Control granular: Android ha dejado atrás el todo o nada en cuanto a sus permisos. Por ello, Google ha puesto su empeño en hace que se pueda controlar de forma individualizada los permisos otorgados a las apps. Por ejemplo, se puede otorgar permiso solo para una vez, además de siempre y nunca, y solo cuando la app está en uso.
  • Limitación de almacenamiento: ahora hay novedades en cuanto a la cantidad de datos que cualquier app individual puede usar del dispositivo fuera de sus propios parámetros. Algo por lo que se han quejado algunos desarrolladores de apps al limitar la capacidad de interacción con otras apps, pero que favorecerá la privacidad.
  • Biometría: también hay mejoras en Android en este aspecto. Ahora se podrá usar el desbloqueo facial o con huella dactilar de una forma más extendida por apps y servicios.
  • Billetera: servicios de pago como Google Pay necesitan fuertes medidas de seguridad y privacidad. Android 11 ofrece una mejora en el almacenamiento de documentos de identidad dentro del teléfono, haciendo más difícil el acceso por parte de terceros no autorizados.