Dislike, icono pulgar abajo

Las redes sociales se fraguaron con mucho trabajo de investigación tras de ellas. Gran parte de ese trabajo fue para lograr engañar a las personas, con estudios sobre cómo afectaba cada uno de sus elementos en generar dopamina en el cerebro. Facebook es uno de los reyes en este sentido, junto con su otra red social, Instagram. También lo han hecho otras redes sociales conocidas.

Aunque sean gratuitas, ganan ingentes cantidades de dinero con tus datos privados, esos que tú mismo subes de forma consciente cuando publicas, das a un like, e incluso cuando subes imágenes con metadatos. Por eso les interesa siempre tener a gente enganchada. Por eso, cuando se están planteando quitar los ‘likes’, es probable que ya tengan nuevos métodos para crear adicción de una forma diferente.

Es algo que preocupa a muchos expertos en salud. Cada vez hay más personas enganchadas a las nuevas tecnologías, y mucha culpa la tienen las redes sociales, especialmente entre los jóvenes. Ya existen multitud de centros de rehablitación de personas. Por eso los expertos están realizando estudios sobre el impacto sobre la salud mental. Hay que tener en cuenta que los jóvenes entre 16 y 24 años son los que más las usan, edades cruciales para el desarrollo emocional y psicosocial de las personas…

Así afecta a tu salud las redes como Facebook e Instagram

Adicción a Facebook o Instagram

adicción a Facebook e Instagram

Estudios de muchas universidades, como la de Harvard, han determinado cómo afectan las redes sociales a tu cerebro. Con ayuda de neuroimágenes para ver lo que sucede en los cerebros de las personas podían saber qué estaba ocurriendo mientras usaban las redes como Facebook o Instagram.

En sus informes han determinado que la autorrevelación (hablar sobre sí mismo o mostrar fotos) produce una mayor actividad en ciertas regiones del cerebro, concretamente en las que forman el sistema de dopamina mesolímbico, incluido el núcleo accumbens y el área tegmental ventral (conocido como “circuito de recompensa”). Es decir, lo que da placer.

Al publicar fotos, hacer like, etc., se pone en marcha y aumenta la liberación del neurotransmisor dopamina, actuando sobre ese sistema de recompensa. Es decir, igual que hacen las sustancias adictivas. Por eso, tu cerebro querrá más y más, generando graves problemas de adicción que se deben tratar en centros especializados como se hace con el alcoholismo, o drogas más duras… El procedimiento es similar, apartarlos de su adicción y tenerlos realizando actividades como jardinería, cocina, etc., para que estén distraídos.