ensalada

Cuando llega el verano y las buenas temperaturas, la ensalada aparece como plato estrella en el menú diario. Este es un alimento completísimo cuando se tiene en cuenta el uso de los ingredientes. No es lo mismo hacer una ensalada con una simple lechuga que hacerlo con elementos bien cuidados y equilibrados que aporten una nutrición completa.

Con las prisas, muchos son los que eligen este plato, pero comienzan a mezclar ingredientes sin ton ni son. Lo más importante para poder preparar una ensalada saludable será estudiar y saber cuáles son los elementos que mejor sientan.

Proteínas en la ensalada

ensalada

A la ensalada se le puede añadir alguna proteína en forma de huevo o atún. No olvides el jamón, el pollo o el pavo.

Cuando se usa el salmón ahumado sale una ensalada buenísima. Si eres vegano o vegana se puede utilizar en ese caso tofu.

La ensalada debe de ser muy visual. El colorido que aparece en este plato ayuda a que sea apetecible y que nadie se pueda resistir. Esto hay que cuidarlo, pues todo lo que entra por el ojo entra por la boca.

La importancia del verde

Las distintas variedades de lechuga, los canónigos o espinacas son algunos ejemplos de este tipo de elementos que aportan mucha fibra.

Las legumbres son una buena opción que también añade fibra a la ensalada. Usa lentejas que son ricas en hierro.

Cuando se usa la ensalada como primer y único plato hay que tener en cuenta el uso de carbohidratos. Tienes que tener energía para todo el día, en ese caso usando pasta o patata cocida.

Guarnición de ensalada

La ensalada no debe de pensarse siempre como primer plato. Cuando a la mente se viene a la imagen un plato repleto de cosas verdes que te comes y te llena tanto que no puedes comer más, si es así, hay que cambiar y usar la ensalada como guarnición.

Para preparar un plato único que sea completo, se puede poner carne o pescado, pero con ensalada de guarnición. Hay que tener en cuenta algunas consideraciones especiales.

Incluye en esta ensalada frutas y vegetales, puesto que la fuente de proteína ya está en el pescado o carne. Deben ser ensaladas ricas en fibra, ligeras y con suaves texturas, que contrasten con un buen sabor.

Combinación de texturas

Además de combinar colores es importante combinar las texturas de forma adecuada. Añade algo crujiente, como por ejemplo, frutos secos o alguna otra fruta que aporte una buena textura, como la manzana. Lo crujiente se complementa muy bien con otros más blandos y el resultado será la de una textura ideal para el paladar.

Evita añadir ingredientes grasos en la ensalada

Los sabores deben de encajar bien. Esto quiere decir que unos sabores deben de ser suaves y otros más fuertes. Se pueden combinar las hierbas aromáticas con frutas muy ácidas o quesos suaves, en otros sabores como los frutos secos o el cherry. El contraste puede dar lugar a una ensalada perfecta y nutritiva.

Frutas y cosas a evitar

Cada vez son más las ensaladas que se elaboran con frutas. Para poder aportar un sabor muy fresco y sabroso la fruta es la mejor elección. La naranja, la piña y la manzana son algunas de las frutas que se puede añadir a las ensaladas.

dieta

La dieta ideal con estas ensaladas frescas este verano

A pesar de que queda muy poco para que llegue el verano, aún podemos perder esos kilos que hemos cogido en invierno y es...

Cuando se quiere mantener la dieta hay que tener en cuenta que las calorías no salgan por el plato. No añadas bacón en la ensalada, ni tampoco salsas, ni pollo rebozado. Cuando quieras usar queso, es mejor el fresco.

Cuando la aliñes usa el aceite de oliva, la sal y el vinagre, pues son lo mejor y más saludable. Está muy de moda el uso de la miel con mostaza que dan al plato un sabor especial.