Los huevos a la flamenca es una receta originaria de Andalucía, concretamente de Sevilla. Es un plato tradicional, sabroso, muy fácil de preparar y barato. Se puede tomar como primer plato, pero como aporta proteínas, carbohidratos y grasas, es lo suficientemente completo como para ser un plato único. Tiene una base de huevos, pero también lleva chorizo, patatas, jamón o tomate y es una de esas preparaciones perfectas para mojar pan.

Realmente no tiene una receta específica, así que cada cocinero y cada casa tiene su propia variante, su propia especialidad, aunque todas ellas igual de deliciosas. Pero aquí nos vamos a centrar en la receta que utiliza Arguiñano para sus huevos a la flamenca porque todo el mundo que los ha preparado a su manera han coincidido en que les han quedado especialmente ricos. Así es como los prepara el chef vasco

UN PAR DE CONSEJOS

Nunca va a ser una receta light pero podemos aligerarla utilizando solo jamón o chorizo en vez de ambos ingredientes, o bien cambiarlos por jamón ibérico que es rico en ácido oleico.  Las personas vegetarianas pueden suprimir la carne y sustituirla por algún tipo de proteína vegetal. Arguiñano recomienda acompañar este plato con unas rebanadas de un buen pan de pueblo para poder rebañar hasta el último resto de estos huevos a la flamenca. Un consejo saludable es tomarlo acompañado de una ensalada, para aumentar el consumo de vegetales y conseguir un plan de alimentación diaria lo más equilibrado posible. 

huevos-a-la-flamenca-arguiñano-pan