Paradoja número uno: el consumo de las teles se ha disparado un 40% y la publicidad ha caído un 45% (la inversión en radio ha caído en torno al 80% por el enorme peso de la publicidad local, pasto de campañas de menor duración). Paradoja número dos: Mediaset España dice que es momento “de dar y no de pedir” y Mediaset Italia aplaude las medidas el Gobierno italiano en favor de los medios.

El Gobierno español parece que se lo piensa mientras la patronal televisiva, UTECA, recuerda que “hoy más que nunca es preciso ofrecer a la ciudadanía una información completa, integral y veraz, por lo que nuestra intención es mantener y reforzar una programación centrada en la información, la divulgación y el entretenimiento que permita ventanas de evasión, sin escatimar medios humanos y técnicos”.

UTECA ha pedido “la realización de campañas publicitarias por parte de los gobiernos central y autonómico y de las instituciones públicas, bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social y ayudas para subvencionar parte del coste que supone llevar la cobertura de la señal de la TDT a toda la población española”.

También han exigido “la exención durante los dos próximos trimestres de la aportación a la financiación de RTVE, junto a la exención también del 50% de la financiación anticipada de obra europea para cine y series, ante la paralización de la producción y el cierre de las salas de exhibición”.

EL GOBIERNO ITALIANO LANZA UN PLAN

El Gobierno italiano ha lanzado un plan de ayudas a periódicos, quiosqueros y empresas, que podrán desgravarse el 30% de sus inversiones en publicidad en medios. El país transalpino ha incluido a los diarios impresos en la categoría de bienes esenciales, por lo cual los quioscos están abiertos al igual que las tiendas de alimentación o farmacias.

Gobierno

La FAPE ha recordado al Ejecutivo de Pedro Sánchez que “el periodismo, uno de los pilares de la democracia, no puede permitirse una repetición de la crisis del decenio de la recesión, donde el sector de los medios fue uno de los más golpeados, con 13.000 empleos perdidos y decenas de empresas cerradas”.

Fernando de Yarza, presidente de la Asociación Mundial de los Editores de Prensa, explicó en la SER que necesitan “financiación a corto plazo. Necesitamos un puente que nos haga cruzar este problema de liquidez que vamos a tener en las próximas semanas. Esto va a retratar el compromiso que tienen las administraciones con la libertad de prensa y con los medios de comunicación”.

El editor aragonés recuerda que la crisis “llega en el peor momento posible y pone en riesgo un servicio público al ciudadano como somos los medios de comunicación, pero también pone en riesgo miles de puestos de trabajo si no se aplican las medidas de ayuda necesarias”.

EL EJECUTIVO ANTE LA FEUDALIZACIÓN DE LA PRENSA

La Asociación Española de Editores de Publicaciones Periódicas, de Revistas de Información, de Asociación de Prensa Profesional y Contenidos Multimedia, y de Revistas Culturales de España han enviado un comunicado conjunto en el que piden medidas urgentes ante la crisis del coronavirus.

Antonio Fernández-Galiano, presidente de la Asociación de Medios de Información (AMI), asegura que “la crisis de liquidez puede llevarse al sector por delante. Lo peor que podría ocurrir es que nos viéramos abocados al cierre, a una feudalización del panorama informativo”.

Gobierno

“Para evitar que a la salida de la pandemia el deterioro de las empresas de medios se traduzca en una nueva destrucción de puestos de trabajo y en pérdida del pluralismo informativo como sostén de la democracia, urge la adopción por parte del Gobierno de un plan específico que remedie la situación, en tanto persista la casi ausencia de publicidad en un momento de emergencia nacional”, explica.

Es evidente que el Gobierno no debe permitir que los editores utilicen su influencia para conseguir ayudas sobredimensionadas. Pero también es cierto que los medios de comunicación ejercen una actividad esencial y el Ejecutivo, al igual que debe hacer con otras industrias, tiene que tenerlo en cuenta.

LAS GRANDES AYUDADAS POR EL GOBIERNO: YOUTUBE O NETFLIX

Youtube y Netflix indirectamente son los grandes grupos mediáticos beneficiados por el Gobierno porque ni pagan prácticamente impuestos ni apenas crean empleo. Eduardo Olano, presidente de UTECA, le recordó sus ventajas hace unos días a los gigantes estadounidenses: “Dos grupos de televisiones hemos pagado 500 millones en impuestos en España en los últimos cinco años, ¿cuánto habéis pagado vosotros en España?”.

“Más allá de que las leyes les afecten o no, tienen que ser responsables en los mercados en los que operan. Se llama responsabilidad social. Y esa responsabilidad empieza por pagar impuestos en los países donde generan sus ingresos”, añadió.

Comentarios de Facebook