Fundación
La Fundación Jiménez Díaz recoge la placa acreditativa del reconocimiento de Madrid Excelente.

El Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz acaba de sumar un nuevo aval a su excelencia y eficacia, la atención sanitaria que ofrece a sus pacientes, centro de toda su actividad, la satisfacción de los mismos y el compromiso de sus profesionales con la institución al recibir la marca Madrid Excelente en reconocimiento a la calidad de su gestión.

El sello, con el que la Fundación Madrid por la Excelencia de la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda reconoce y certifica el compromiso con la excelencia de las empresas e instituciones que apuestan por la innovación, la mejora constante y la contribución activa al desarrollo económico y social de la Comunidad de Madrid en beneficio de los ciudadanos, fue entregado por el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, al gerente de la Fundación Jiménez Díaz, Juan Antonio Álvaro de la Parra, en presencia de la directora general de Madrid Excelente, Irene Navarro, durante un acto celebrado el pasado viernes en el Aula Magna del hospital, al que asistieron más de 200 profesionales del mismo, que quisieron compartir y celebrar este momento, fruto del esfuerzo de toda la organización.

La marca Madrid Excelente, que el centro ha recibido apenas dos meses después de obtener el Reconocimiento de Excelencia en Gestión EFQM 5 Stars con más de 650 puntos de valoración, otorgado por la Fundación Europea para la Gestión de la Calidad (EFQM), convierte a la Fundación Jiménez Díaz en el primer hospital público de su categoría y nivel de complejidad (Grupo 3, Alta Complejidad) de la Comunidad de Madrid en conseguir este reconocimiento, que sólo tiene otro centro público de la región, el Hospital de Fuenlabrada (Grupo 2, de Complejidad Media), y tres instituciones privadas madrileñas.

El informe de evaluación de Madrid Excelente, que no se centra en un producto o servicio determinado, sino en la calidad total de la gestión de la empresa, observándola en su conjunto y analizando su relación con pacientes, empleados, accionistas y proveedores, incluye 14 conceptos que permiten medir su grado de madurez, puntos fuertes que se consideran comparativamente diferenciados o destacados por las actividades desarrolladas, y áreas de mejora, y concluye que la Fundación Jiménez Díaz “supera satisfactoriamente los requisitos necesarios para la concesión de la marca”.

Trabajando cada día hacia la excelencia

“La organización trabaja en la línea de la excelencia, poniendo en marcha nuevas actuaciones que dan lugar a mejoras en la gestión de forma continuada” y “dispone de numerosas certificaciones y reconocimientos en el ámbito de la calidad, lo que pone de manifiesto una larga trayectoria recorrida”, reza el informe en sus conclusiones, instando al hospital a “continuar trabajando en el desarrollo del modelo de gestión de marca Madrid Excelente”.

Concretamente, el documento destaca en su módulo de Excelencia la “amplia experiencia en calidad avanzada y excelencia” de la Fundación Jiménez Díaz, avalada por reconocimientos previos en este ámbito, confirma que “el paciente es la prioridad principal de la organización” y destaca también los procesos y servicios del centro.

En cuanto al módulo que analiza la Responsabilidad Corporativa de la Fundación Jiménez Díaz, el informe avala el “nivel de madurez” de todos los conceptos del mismo, así como el “compromiso y participación de las personas en la organización”, mientras que el apartado centrado en la confianza de los consumidores respalda la “orientación clara de la organización hacia el paciente y la buena valoración de los servicios por parte de los mismos”.

Reconocimiento a una buena gestión fruto del trabajo de todos

Durante el acto de entrega de la marca, Álvaro de la Parra agradeció el trabajo que todos los profesionales del hospital hacen cada día, fruto del cual se ha recibido este “reconocimiento a una buena gestión, que se mide y demuestra por los pacientes que vienen y por su nivel de satisfacción”. Parámetros que, a su juicio, demuestran el hecho de que la Fundación Jiménez Díaz lleve años siendo “el hospital más valorado en las encuestas de satisfacción que hace la Comunidad de Madrid gracias a la gestión que hacemos de poner en el centro de nuestra actividad al paciente”, o de que sea “el que más pacientes atrae de toda la región por la labor que hacen todos nuestros profesionales”.

“Somos un hospital, en el que sus dos otros pilares básicos, la investigación y docencia, también brillan”, añadió recordando que el Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz acaba de recibir el certificado AENOR de Sistemas de Gestión de la I+D+i, y destacando su elevada capacidad productiva investigadora, consecuencia de su “buena gestión y de todos los que forman parte de él”. En cuanto a la docencia, señaló los muchos años que el centro lleva trabajando para atraer a los mejores residentes, “y mantener ese nivel también es fruto del trabajo diario de la Subdirección de Docencia, que cada día pone en marcha una idea o un plan de trabajo para seguir mejorando”.

Además, el gerente de la Fundación Jiménez Díaz señaló como elemento diferenciador del hospital su capacidad de “mantener el nivel de satisfacción de los pacientes de una manera más eficiente” y de trabajar permanentemente en esa línea apoyándose en la “tecnología de los datos, pero también en la sanitaria”, ya que cuenta con equipamientos de vanguardia, tanto en el ámbito del diagnóstico como del tratamiento.

Por su parte, Navarro describió a la Fundación Jiménez Díaz como “referente en la prestación de servicios de calidad y en la eficiencia en la gestión”, y aseguró que “la sanidad madrileña es excelente” y que se promueve la excelencia con el reconocimiento de instituciones como la del hospital universitario.

Finalmente, Ruiz Escudero expresó su “más sincera enhorabuena, tanto al equipo directivo de la Fundación Jiménez Díaz como a todos sus trabajadores” por el reconocimiento recibido que “es, sin duda alguna, el fruto de vuestro trabajo, dedicación y profesionalidad”. Además, añadió, “estos reconocimientos adquieren más importancia, si cabe, en un sector como el sanitario, en el que entra en juego el bien más preciado del ser humano, la salud: donde debe ser imprescindible garantizar una asistencia de la máxima calidad a los ciudadanos”.

Comentarios