DIA franquiciados Fridman
endesa

No es la primera vez que DIA se enfrenta a problemas con los franquiciados, pero si es la primera vez para Mikhail Fridman como dueño de la cadena de alimentación con casi el 75% de las acciones. En esta ocasión, un grupo de franquiciados amenazan con crear una asociación antes de marzo que les permita sumar fuerzas para denunciar una serie de “irregularidades” que creen que se están cometiendo.

Entre estas, la principal tiene que ver con problemas en el funcionamiento de las tiendas, especialmente de las franquiciadas. Los franquiciados denuncian que el surtido de las tiendas  se ha renovado “dando de alta productos que ya se habían dado de baja”. Además, los franquiciados critican que “se haya subido los precios de hasta 2.500 referencias entre un 10% y un 15%”, entre ellos el vino, por ejemplo. Motivo por el cual piensan que “las ventas caerán”.

Asimismo, siguen alegando problemas de stock que hacen que muchas tiendas de la enseña DIA estén desabastecidas. “Danone nos dejó de servir durante un mes por problemas de pagos”, revelan. Hecho que, según estos, ha provocado que suba los precios de sus pedidos a DIA, tal y como ocurre con Coca Cola. “Los clientes ven que suben los precios, se quejan y dejan de venir”, afirman los franquiciados. Ante este problema, DIA ya alegó que los problemas stock y desabastecimiento estaban resueltos. Sin embargo, los franquiciados insisten en que se siguen produciendo.

Con esta asociación lo que pretenden los franquiciados es denunciar estas “irregularidades”. Esta nueva asociación no tiene que ver con la asociación de exfranquiciados afectados de DIA (Asafras) por las políticas de la compañía y que llevan denunciando problemas desde 2012 ante la Justicia.

Evolución de las tiendas de DIA en España.

A 30 de septiembre, DIA contaba con un total de 4.318 supermercados. De estos, 2.524 son tiendas propias y 1.794 franquicias. La nueva política de DIA es conseguir que las franquicias funcionen como tiendas propias en busca de ahorrar costes y ser más eficientes. De hecho, muchas franquicias se han reconvertido en tiendas propias (196 en los últimos nueve meses).

DIA BUSCA LA EFICIENCIA

En definitiva, DIA busca ser más eficiente en la gestión de sus franquicias y ahorrar costes. Y más teniendo en cuenta que los resultados no acompañan. La cadena registró unas pérdidas netas correspondientes a los tres primeros trimestres del año que ascienden a los 504,3 millones de euros. La marca ha superado, por tanto, en once veces a los números rojos de 2018, que se estimaron en 45,8 millones de euros debido al despido colectivo en España y el recorte de plantilla en Brasil, el cierre de 757 tiendas deficitarias.

Las ventas netas de la compañía alcanzaron, entre enero y septiembre, los 5.083 millones de euros, lo que supone un descenso del 7,4%, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado se situó en 95,2 millones de euros, un 48,9% menos. A finales de septiembre de 2019, DIA operaba un total de 6.720 tiendas, 718 menos que al cierre del mismo periodo del año anterior. A finales de septiembre de 2019, DIA operaba un total de 6.720 tiendas a nivel global, 718 menos que al cierre del mismo periodo del año anterior. 

CIERRE DE CADA DIA

Cabe recordar que DIA decidió cerrar una de sus marcas franquiciadas. Desde septiembre y “de forma paulatina, no se renovarán los contratos de las franquicias de la enseña Cada DIA a medida que alcancen su fecha de vencimiento”, según un comunicado interno al que tuvo acceso MERCA2.

En el comunicado interno afirmaron que “DIA sigue confiando en el modelo de franquicia para asegurar un futuro rentable y sostenible para la compañía. El cese de la actividad de Cada DIA se enmarca dentro de la simplificación y unificación de los formatos y líneas de actividad del grupo, como parte de su estrategia de negocio”.