Fiat Chrysler

El grupo Fiat Chrysler Automobiles (FCA) ha utilizado un rescoldo legal para evitar las millonarias multas que conllevaría incumplir a partir del 31 de diciembre de 2019 con la ley europea de emisiones de CO2.

La carrera por la electrificación de las flotas ha pillado a contrapié a Fiat. La marca italiana ha anunciado recientemente la presentación mundial del Alfa Romeo Tonale, el primer SUV híbrido enchufable de tamaño medio en el Salone Internazionale del Mobile de Milán. Hasta 2002 no llegará a las calles el Fiat 500 eléctrico. Muy lejos de los avances presentes y futuros de la mayoría de los fabricantes del sector.

Los nuevos estándares de emisión de CO2 de la Unión Europea entran en vigor el 1 de enero de 2020. Lo hacen con fuerza. Los fabricantes tendrán que reducir las emisiones medias de los vehículos que salgan de sus fábricas hasta los 95 gramos por kilómetro. La multa, 95 euros por gramo de CO2 sobre el objetivo, por cada a coche registrado en la UE ese año. El “rejonazo” puede ser mortal en el caso de Fiat. Solo en España, Fiat vendió 16.673 vehículos. Un solo gramo de CO2 de más supondría más de 1,5 millones de euros.

Madrid Share Now

El matrimonio entre Daimler y BMW tiene en Madrid su mayor flota eléctrica

Share Now, el mayor proveedor de carsharing del mundo fruto de la unión de Car2go (Daimler) y DriveNow (BMW), tiene en Madrid su mercado...

Para evitarlo, Fiat ha alcanzado un acuerdo con Tesla para incorporar a su flota vehículos del fabricante estadounidense. Al ser eléctricos bajará la media de emisiones de la firma italiana y evitará las multas. O eso esperan los italianos. “El objetivo principal es aprovechar las formas más rentables de reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero en el mercado”, han explicado a EFE fuentes de la compañía.

Aunque pueda resultar curioso, esta práctica está permitida por los reguladores europeos. Las normas de la UE consienten operaciones entre compañías, aunque no pertenezcan al mismo grupo (como hace Volkswagen con Seat, Skoda, Porsche y Audi). De ahí que por “cientos de millones”, según ha publicado el diario británico Financial Times, Fiat hay cerrado esta alianza con Tesla.

En el otro lado de la operación están los millones que llegarán a las maltrechas arcas de Tesla. Un ingreso gratuito que es muy bien recibido por el fabricante de vehículos eléctricos. Las cifras de ventas en Europa, y España en concreto, han sido espectaculares durante el primer trimestre del año. El Model 3 ha tenido una gran acogida en el mercado europeo.

Sin embargo, las cuentas de Tesla muestran más números rojos que verdes. Entre 2010 y 2017, último año que presentan cuentas, la firma norteamericana ha multiplicado sus ingresos un 10.000%, desde 116 millones hasta 11.500 millones. Sin embargo, las pérdidas también se han multiplicado por nueve. Además, este aumento también se ha visto reflejado en su deuda (un 14.000%).

POSIBLE ALIANZA FIAT-PEUGEOT

Fiat ha mostrado sus carencias en adaptar con rapidez su producción a las exigencias europeas y de la sociedad con respecto a la tecnología y el cuidado del medioambiente. Además del acuerdo con Tesla, el sector también empieza a ver cada día con más nitidez una alianza con el grupo francés PSA. Por un lado, la italiana lograría acceso a la tecnología de PSA. Por otro, la francesa entraría en un mercado muy goloso como es el norteamericano, ante el parón que vive el europeo.

El presidente del holding familiar que mantiene un control significativo del fabricante galo, Robert Peugeot, afirmó recientemente que la firma de automóviles italiano estadounidense podría ser un objetivo para PSA. No obstante, se apresuró a apostillar que la alianza llegaría a buen puerto “si los planetas se alinean”. La trascendencia de sus palabras ha provocado que las cotizaciones de ambas compañías dibujen líneas casi paralelas desde entonces.

Mientras la electrificación de la flota de Fiat llega poco a poco a las calles (mínimo 2020), la compañía que fundara Giovanni Agnelli en el siglo XIX se ve “obligada” a buscar subterfugios que eviten las multas millonarias que tiene preparadas la Unión Europea.