Si tienes falta de vitamina tu cuerpo te lo grita con señales que puede ser que no tengas en cuenta pero que la mayoría son debidas a carencias alimenticias que derivan en faltas de vitaminas en tu organismo.

Las vitaminas son importantes para la formación de tejidos, células de la sangre, material genético, hormonas y sustancias químicas para el sistema nervioso.

Tu cuerpo tan solo puede producir un tipo de vitamina natural, que es la vitamina D. Las otras las tienes que obtener a partir de la comida o con suplementos.

Cansancio

vitamina

Si faltan vitaminas C y B tu cuerpo hace doble esfuerzo y como consecuencia puede aparecer el cansancio y la somnolencia.

Si tu cuerpo no tiene suficiente vitamina B12 para producir glóbulos rojos, que son los que transportan el oxígeno por todo el cuerpo hace que te sientas cansado y sin fuerzas.

Dichas vitaminas son los nutrientes clave que te aportan energía y regulan el sistema nervioso. Si consumes de 250 a 500 mg de vitamina C dos veces al día puedes retomar energía extra como en los videojuegos.

Si piensas que estás agotado por este motivo ya estás tardando en comer más perejil, cítricos y pimiento, para un aporte de vitamina C, y carnes, vegetales y cereales para el B.

Los menús pobres en frutas, hortalizas y cereales integrales provocan cansancio.