El colesterol parece que es un enemigo del ser humano. Y, sin embargo, a veces se tienen creencias que en realidad no son así.

A veces, este se vuelve un problema para llevar una buena alimentación cuando se creen ciertos mitos. Por eso, vamos a romper con ellos y a ayudarte a que el colesterol alto no te condene a un tipo de vida que no quieres.

Aunque, eso sí, si lo tienes alto, es mejor bajarlo a unos niveles normales, más que nada para mejorar tu calidad de vida.

Pero, con respecto a esos mitos que seguro conoces y aplicas en tu día a día, sentimos decirte que muchos son falsos. Y aquí puedes ver una selección de ellos.

7. Los productos naturales son buenos para el colesterol

colesterol

Lo natural es bueno. Sí. Sin embargo, hoy día muchos alimentos llevan la palabra “natural” cuando en realidad no lo son, engañando así a los consumidores. Y eso puede ser algo muy malo para las personas que se preocupan por su nivel de colesterol.

En el caso de los productos naturales, habrá algunos que sí sean buenos para el colesterol. Pero otros no lo serán. Y todo dependerá de cómo se consigan esos alimentos y de si son adecuados para consumirlos.

De hecho, uno de los mitos relacionado con los productos naturales es el de consumir una dieta con alimentos naturales y bajos en grasa. Pues bien, cuando no hay suficientes grasas, también perjudicamos al cuerpo porque, al igual que hay grasas malas, las hay saludables que se encargan de luchar contra el colesterol.

En los productos naturales ocurre igual. Habrá algunos que sean muy buenos, y otros que, a pesar de ser naturales (o pretender serlo), perjudican más que ayudan a rebajar.