mascarilla gafas

Las mascarillas se han convertido en un elemento habitual en nuestras vidas, que nos acompañan en todas nuestras salidas a la calle. Las podemos ver de todos los tipos como mascarillas quirúrgicas, de tela o profesionales, tipo FFP2 y FFP3. Sin embargo las personas que llevan gafas, pueden pasar por momentos muy incómodos ya que el vaho que se libera al respirar dentro de la mascarilla, se escapa por la parte de arriba y terminan empañando las gafas. Los científicos y los médicos también tienen este problema, que suelen solucionar adquiriendo unas gafas con cristales anti vaho. Pero para los demás tipos de gafas existen algunos trucos sencillos para evitar llevar los cristales como si estuviésemos en una sauna. Cada uno tiene que encontrar el que mejor le funcione. 

LAVAR CON JABÓN

Es importante limpiar muy bien las gafas antes de ponerse la mascarilla. Lo haremos con agua y jabón ya que se crea una fina película que impide que se acumule el vaho durante unos treinta minutos. Hay quien usa otros productos como pasta de dientes, espuma de afeitar o champú, aunque hay que tener mucho cuidado de no dañar los cristales con tanta experimentación. Otra opción es usar solamente un poco de jabón en pastilla para hacer un lavado en seco, sin aclarar con agua. 

Es importante saber que algunos cristales llevan un tratamiento específico para resistir arañazos o absorber radiaciones, y en estos casos el efecto del jabón se reduce, así que hay que buscar alternativas.