Facebook

Facebook tiene un algoritmo experto en buscar a gente que puede ser conocida por los usuarios. Además, este es uno de los secretos mejor guardados de sus creadores, que no dudan en afirmar que, poco a poco, lo han ido refinando hasta convertirlo en lo que hoy en día es.

Sin embargo, lo que para algunos puede ser algo útil e incluso interesante, para otros puede causar grandes estragos en su vida. Relaciones secretas que han salido a la luz, temas confidenciales, gente que no deberías conocer… Pero no solo de descubrir relaciones va la cosa. A través del mismo, e incluso tan solo con la información de nuestros amigos, se pueden conocer nuestros gustos, religión u orientación sexual. Y eso, para muchos, no termina de ser plato de buen gusto.

Los problemas con la privacidad de Facebook son altamente conocidos. Sin embargo, la empresa ha cedido entre poco y nada. De hecho, algo tan simple como retocar el algoritmo, cosa que podrían haber hecho hace mucho tiempo, no han querido que sea posible. Por ello, si quieres ser tú mismo el que lo venzas, descubre qué hacer para ocultarle a la red tu información más valiosa.

Engaña a Facebook para que no sepa a quién conoces

Con el fin de que los humanos de a pie podamos plantar cara a ese ente etéreo que es el, para muchos, temido algoritmo de Facebook, ha salido a la luz una investigación que afirma contar con las claves para comenzar a conseguirlo.

Según Esteban Moro, uno de sus autores, “es un ataque para que el algoritmo falle más a la hora de recomendar a la gente.”

Cómo atacar al algoritmo

¿Qué hacer para plantar cara al algoritmo de Facebook de una vez por todas? El truco es sencillo. Para dar ese primer paso que nos sitúe a la larga como vencedores, tan solo debemos borrar de la lista de contactos a cinco personas que resulten clave en la red social y, por tanto, en nuestra vida.

Esto, de acuerdo a las palabras de Moro, se consigue gracias a que se realiza una clasificación de tus relaciones por triángulos. Quitando a las cinco principales, el resto saldrán bastante perjudicadas. Es decir, el algoritmo dejará de ser infalible.

No es un remedio infalible

Si todos eliminamos a las cinco personas más importantes de nuestras conexiones, el algoritmo perderá algo de fiabilidad. Sin embargo, este dista mucho de ser un remedio perfecto, aunque sí anima a dar ese primer paso en la cruzada contra la violación de privacidad.

Cuando realices esto, Facebook pretenderá seguir acertando buscando a personas más o menos próximas. Además, es complicado conocer a la perfección los cinco amigos que tienes más importantes. De hecho, esto también podría causar algunos estragos en tu vida personal.

Qué contactos debemos borrar

Según las fuentes de la investigación, debemos borrar las relaciones con las que más amigos en común tengamos. Es decir, es casi seguro que tendremos que eliminar a alguien con quien nos llevemos muy bien.

Si dejáramos de demostrar lo amigos que somos con esa persona, al menos de cara a Facebook, el algoritmo tendría más complicada la búsqueda de esos ciertos amigos que tenéis ambos en común.

Información de amigos

Hay que tener cuidado, además, con la información que dejan nuestros amigos en el perfil. De hecho, esta información está prácticamente fuera de nuestro control. Sobre todo, si no somos demasiado activos en la red social.

La información, en este caso, es básicamente la que comparten nuestro amigos. Aquí esta herramienta recién descubierta no funcionaría como debiera. Por tanto, si cuentas con un perfil abandonado, lo ideal sería que directamente lo eliminaras para que la red no se nutriera de una información que ni siquiera nosotros hemos proporcionado.

10 cosas que jamás deberías compartir en Facebook

Hoy en día nos comunicamos de forma diferente. Y de todas las posibilidades que nos ofrece la tecnología para ello, elegimos muchas veces las...

Aunque esta forma no se ha extendido demasiado, lo mejor es que probáramos si funciona realmente con nuestras cuentas personales. Si todos nos uniéramos, quizá sería posible desbancar al algoritmo de Facebook.