marisco

Cuando vas al supermercado ves una maravilla de exposición de mariscos en la pescadería que lo único que te hace pensar es en darte un atracón. Miras el precio y la apariencia y esto es un gran error. Se sabe que el marisco que compras en el centro especializado no tiene normalmente etiqueta. Cuando esto es así debes de preguntar cuál es la procedencia.

Los pescados y los mariscos son los alimentos más falsificados del mundo. Es uno de los productos más fraudulentos de toda Europa. En España compramos grandes cantidades de mariscos falsos. Si quieres saber cómo nos engañan no dejes de leer, ¡te sorprenderás!

El fraude del marisco y pescado en España

fraude marisco

En España consumimos y compramos mucha cantidad de marisco y pescado que son falsos. Un estudio de la Universidad CEU constató que el 32% del bonito del norte que había no era auténtico. La investigación dictó que este era susceptible de ser cambiado por otras especies de menor valor, la bacoreta, la melva, el rabil, u otros tipos de atún.

El fraude existía sobre todo en todos los pescados y mariscos congelados. Se vio en el estudio también que la almeja era la diana para el fraude. Se vendía casi el 40% almejas que no lo eran.

En su etiquetado pone todo lo contrario. Los consumidores lo compran y lo comen. Lo peor de esto es que se creen que están consumiendo cosas que no son.

El marisco que más engaños da

El atún y la almeja son uno de los más falsificados. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas detectó muchas irregularidades en el 25% de los productos fabricados con el atún congelado o fresco; el 11% en conservas de atún, el 12% en semiconservas de anchoa y el 7% en bacalao salado.

El proyecto Labelfish situó el timo en pescado congelado o fresco en un 5% en España y determinó que en el atún hay varios niveles de fraude mayores a la media de toda Europa. En este continente, el fraude más bajo se produce en el lenguado, el bacalao y el eglefino. En el atún, el timo está en el 7%.

La Unión Europea es consciente del problema. Hay que tener cuidado porque los restaurantes también nos timan. Los consumidores directos no solo son víctimas de los mercados. El timo también aparece en los restaurantes caros y baratos.

Uno de cada tres platos de mariscos que sirven en España no se corresponde con lo que se ha pedido.

Análisis de restaurantes en relación al marisco

El centro tecnológico experto en alimentación marina alertó tras estudiar más de 200 restaurantes. La mitad no pone a sus clientes el marisco que aparece en el menú de sus centros.

La almeja es el marisco más fraudulento.

Para llegar a estas conclusiones, las personas que hicieron la investigación cogieron 300 muestras, a partir de las cuales se dictó que las irregularidades se producían con especies como la almeja. No solo en España nos dan pescado y marisco de mentira. Un informe realizado por la organización de conservación marina Oceana en 2018, advirtió de que es un problema a nivel mundial.

El Gobierno lanzará una campaña en septiembre para paliar la caída del consumo de pescado

Desde hace años, el consumo de pescado no ha dejado de descender en España. En 2018, cayó un 2,8% la demanda de...

Se concluyó que una de cada cinco estaba mal etiquetada, lo que significa que se compran mariscos y pescados que no son lo que se creen. Lo más grave es que el sustituto puede ser tóxico. Del 30% al 50% los productos marinos que se vendían con fraude en Estados Unidos eran de especies que podrían ser malos para la salud.

En el año 2017, la Unión Europea exigió a nuestro país medidas muy urgentes contra un fraude alimentario con atún y almejas adulteradas que podría haber intoxicado a muchas personas de varios países. Quizás debería hacer más para poder acabar con este timo a gran escala que puede poner en peligro a la salud de todos los países.