España es un país muy particular. Históricamente conservador en algunos aspectos y tolerante en muchos otros. Tras la muerte de Franco, la llegada de la Transición Española y la posterior democracia, en la década de los 80, afloró en nuestro país un fenómeno nunca antes visto que se conoció “el destape”. Un concepto literal que “destapaba” a los -y especialmente a las- protagonistas de todas las obras cinematográficas y teatrales que durante los años en los que gobernó el dictador vivían bajo la mano de la censura. Míticos personajes del destape fueron Andrés Pajares, Fernando Esteso, Juanito Navarro o Antonio Ozores, aquellos típicos ‘machotes’ españoles, recortaditos de cuerpo y entraditos en carne que babeaban por las jóvenes mozas delante y detrás de las pantallas. De esos polvos, estos lodos. Hoy hablaremos de los machos ibéricos contemporáneos de nuestro país, aquellos que recibieron herencia directa de Pajares y Esteso y que en ocasiones hemos pensado que vivían en una eterna ‘Trastienda’.

1BERTÍN OSBORNE

Su fama le precede. De hecho, en más de una ocasión él mismo ha declarado que su mujer, Fabiola, “sabía con quién se casaba”. Duermen en camas separadas y así nos lo han hecho saber a todos a través de su programa de entrevistas, pero donde Bertín se abrió, literalmente, en canal, fue en su última entrevista en ‘Sálvame Deluxe’.

El cantante de rancheras se sometió a un infalible polígrafo, en el que, según la máquina de Conchita, el jerezano se habría acostado con más de 1000 mujeres. Algo que él no pudo negar. Entre sus supuestas conquistas se encontrarían: cantantes, modelos, actrices, presentadoras y hasta alguna princesa. ¿Es Bertín Osborne el macho ibérico por antonomasia?

Atrás