el azúcar y el cerebro

El azúcar es necesario para el correcto funcionamiento de tu organismo. Las células necesitan glucosa para poder obtener energía. No obstante, no pienses en azúcar en modo comerte los terrones de dos en dos. Ese tipo de azúcar es la que provoca que puedas tener diabetes y otras enfermedades bastante graves que pueden terminar con una amputación de algún miembro o con la muerte por paro cardíaco.

Cuando se habla de ingesta de azúcar es la que proviene de los alimentos de forma natural y no añadida por el hombre. Se debe consumir menos del 10% de la ingesta calórica diaria de azúcares. Los que mejor les vienen a tus células para que puedan realizar correctamente sus funciones son la de las frutas, fructosa, o la de la leche, lactosa. Pese a que cada vez hay más personas que no metabolizan bien esta última.

El metabolismo es el encargado de hacer que se obtenga la energía suficiente de las reacciones, tanto fisicoquímicas como químicas, para que el azúcar se transforme en energía. El cerebro también es un gran devorador de energía y el azúcar tiene bastante que ver en todo esto. Veamos cómo.

El cerebro y el azúcar

terrones de azúcar

Al contrario de lo que se pueda pensar, el cerebro consume gran cantidad de azúcar, en concreto gasta 5,6 miligramos cada 100 gramos al minuto. Las neuronas son las grandes voraces del cerebro. El resto de tu organismo puede obtener energía de más fuentes. No obstante, tus neuronas se alimentan casi al completo por azúcar.

El cerebro es el que se come el veinte por ciento de la energía total de la glucosa que tu organismo fabrica.

Tienes que saber diferenciar entre el azúcar de los productos elaborados al que se obtiene de los alimentos en su forma natural, como te dije al principio. Los cereales, legumbres, lácteos, verduras, cereales y frutas son carbohidratos que terminan siendo glucosa en tu organismo.

Esto significa que para que tus neuronas estén bien alimentadas no es necesario comerte dos dulces al día. El cuerpo saca esta glucosa de distintas formas gracias a otros alimentos. Tan solo tienes que aprender a llevar una dieta equilibrada y saludable.

Enfermedades relacionadas con el azúcar

neuronas

Como te he dicho, el cerebro necesita el azúcar para sobrevivir. Si no tienes la suficiente en tu cuerpo el organismo comienza a mandarte señales, las mismas a las que si no escuchas pueden terminar trayéndote bastantes problemas.

La molécula que se encarga de la obtención de energía en las distintas reacciones químicas es la molécula de trifosfato de adenosina. Más concretamente se trata de un nucleótido. Es imprescindible para que las células tanto neuronales como no se mantengan y además genera los neurotransmisores.

Cuando el nivel de azúcar en el organismo se ve alterado puede dar lugar a enfermedades como la diabetes tipo 2, la obesidad o sobrepeso, Alzheimer o demencia.

Uno de los primeros síntomas del Alzheimer la pérdida de neuronas por muerte celular. Cuando no tienen la energía suficiente terminan por morirse. Cuando no tienes suficiente azúcar en la sangre tu cuerpo te manda señales que te indican que es necesario que esos niveles asciendan.

Algunos de los síntomas que se dan por culpa de la hipoglucemia son:

  • Fallos en la visión
  • Cambios bruscos de humor.
  • Ansiedad.
  • Mareos.
  • Sueño y fatiga.
  • Sudores.
  • Confusión.
  • Debilidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Pérdidas de peso inexplicables.
  • Convulsiones.
  • Desmayos.
  • Miccionar con más frecuencia.
  • Coma.
  • Muerte.

Alzheimer y demencia

el azúcar y el Alzheimer

La falta de azúcar en tu cuerpo puede traerte problemas que no imaginas. Lo primero es recordarte que tu organismo no necesita azúcar, requiere glucosa que obtiene de los alimentos. Algunos de las enfermedades que se están relacionando con la hipoglucemia son la demencia y el Alzheimer.

El deterioro cognitivo puede ser provocado por la muerte neuronal. Se está estudiando la relación de la diabetes con el aumento de riesgo de sufrir Alzheimer. Si tu cuerpo tiene menos sensibilidad a la insulina y las células cerebrales no obtienen suficiente glucosa, las consecuencias son la falta de alimentación y finalmente la muerte de dichas células.

Está demostrado que la falta de glucosa en las células cerebrales, aunque tan solo sea por un corto periodo de tiempo, pueden traer consecuencias al cerebro. Cuando el hipotálamo no tiene la suficiente glucosa puede ser que tu memoria empeore considerablemente. Este es el que se encarga del procesamiento y almacenamiento de los recuerdos.

Recuerda que es necesario consumir azúcar para que tu organismo trabaje, pero no más de la necesaria ni la que se salga de la que, ya de por sí, traen los alimentos de forma natural.

Comentarios de Facebook