colesterol en las arterias

El colesterol es necesario para tu organismo, pero en pequeñas cantidades. Si tienes demasiado colesterol en sangre se puede llegar a adherir a las paredes de tus arterias, provocando que el flujo de sangre no sea el normal. Si en vez de tan solo estrecharlas las obstruye, puedes tener enfermedades cardiovasculares o cerebrales, entre otras.

El colesterol bueno o HDL se encarga de transportar el colesterol desde todas las partes del cuerpo hasta el hígado para que este lo elimine. La mejor forma de reducir los niveles de colesterol malo de tu organismo es llevando un estilo de vida saludable. Eso incluye una buena alimentación y decir adiós al sedentarismo.

El colesterol se encuentra en los alimentos que ingieres a diario y una forma de mantenerlo a raya es sabiendo cuánto contiene cada uno. Entre los alimentos con más colesterol están las carnes, los lácteos, los alimentos procesados o el chocolate.

Carnes y colesterol

Carne de pollo

pechuga de pollo

La carne de pollo contiene poco colesterol, aún así, según la parte que escojas será más beneficiosa que otra. En general, la carne de pollo tiene 88 mg de colesterol.

La pechuga de pollo es la que más proteínas tiene y menos grasa te aporta, tan solo un seis por ciento de grasa, en comparación con el muslo, que posee un once, o las alas un dieciséis.

También hay que tener en cuenta a la hora de comer pollo que la piel del mismo aumenta considerablemente los niveles de grasa y de colesterol. Con lo que para no abusar de su ingesta deberías elegir la pechuga sin piel.

Puede ser que pienses que esté seca o insípida, pero hay ingredientes para añadirle y que aumenta sus propiedades. Hacerlo al limón, con perejil, ajo crudo y al horno consigue que su carne esté más jugosa y no consumas colesterol de más.