vaper

Son muchas personas las que recurren a los cigarrillos electrónicos como alternativa “saludable” al tabaco convencional sin saber que no están optando a una solución “inocua”. El cambio tan solo hace que las materias peligrosas, dañinas y cancerígenas que aspiras sean menores que las del tabaco, pero igual de nocivas.

Recientemente, han muerto doce personas en Estados Unidos y hay más de 800 enfermos con graves enfermedades respiratorias a causa de un líquido con cannabis que se vende en el mercado negro. Los cigarrillos electrónicos tienen diferentes opciones para vapear. Lo puedes hacer sin nicotina, con ella o de distintos sabores. Este líquido en concreto está contaminado y está provocando desde fallos respiratorios hasta dolores de pecho, abdominales, náuseas, diarreas y la muerte.

A veces, intentas ahorrar dinero sin pensar en el daño que te estás haciendo. La forma más saludable para dejar de fumar es acudir al médico y que este te aconseje si necesitas medicación, terapia o ambas.

Te diré las enfermedades que te pueden ocasionar los cigarrillos electrónicos para que te lo pienses dos veces antes de darle al inofensivo botón.

Neumonía

cigarrillo electrónico

Esta enfermedad suele producirse cuando las moléculas de aceite o grasa de los cigarrillos electrónicos entran en los pulmones y los infecta. La neumonía más común es la que afecta al tejido pulmonar y hace que los alveolos se inflamen, lo que hace que te cueste respirar, tengas tos, fiebre, etc.

La neumonía lipoide es algo más extraña. En esa clase de enfermedad, los alveolos dejan de funcionar bien por culpa de una infección. En el caso de los consumidores del cigarrillo electrónico es cuando el aceite que llevan sus líquidos penetra en los pulmones.

Los casos más habituales de neumonía lipoide es en personas que trabajan expuestas a gases de aceite o a las que están intubadas en hospitales. Cuando te intuban, usan una especie de lubricante que puede mezclarse con la respiración e infectar los pulmones.