El precio de la vivienda en España ha aumentado un 7,7% anual durante el primer trimestre y un 4,1% con respecto al trimestre anterior. Un incremento de precios que todavía le mantiene un 22,8% por debajo de su nivel máximo alcanzado en 2007, según datos de los Registradores de la Propiedad. Un incremento del precio que está en consonancia con el aumento de la demanda puesto que en el primer trimestre de este año se han inscrito 113.738 compraventas de vivienda, su mejor resultado desde el primer trimestre de 2011, lo que supone un aumento del 21,8% respecto al trimestre precedente y un 14,4% superior al primer trimestre de 2016. De estas; 93.248 operaciones corresponden a vivienda usada (82% del total) mientras que la vivienda nueva asciende hasta 20.490 compraventas, con incrementos del 20,6% y 27,5% respecto al trimestre anterior, respectivamente.

Una notable diferencia entre la vivienda usada y la nueva que tenderá a reducirse en los próximos años. Desde el Colegio de Registradores señalan que “entendemos que el mercado se va a encauzar, en la actual fase del ciclo, en la que ya se van finalizando las primeras promociones de vivienda iniciadas al final de la crisis, hacia una presencia cada vez más activa de la vivienda nueva, por lo que entendemos que a lo largo de los próximos trimestres esta modalidad irá incrementando su peso relativo, dejando atrás lo que ha supuesto su nivel mínimo histórico, alcanzado recientemente”.

Aunque la mayoría de las compras de viviendas son realizadas por los ciudadanos españoles también adquiere cierto protagonismo el inversor extranjero, puesto que el peso de compra de vivienda extranjera se mantiene en una tasa del 13,1% sobre el total de compraventas inscritas (por cuarto trimestre consecutivo ha estado por encima del 13%). En términos interanuales acumulados se alcanza un 13,3% de compra por extranjeros, en máximos históricos, dando lugar a unas cifras de más de 55.000 compras de vivienda anuales realizadas por extranjeros.

El peso de la compra de vivienda extranjera se mantiene por encima del 13%

Si eres de los que veranea en la costa es frecuente encontrarte con algunos grupos de ingleses o alemanes en la playa o en los chiringuitos y tiene su lógica puesto que son de los extranjeros que más viviendas están comprando. En concreto, los ingleses encabezan la clasificación con un 14,5% de las compras realizadas por extranjeros y un 1,9% del total, aunque el Brexit parece tener su impacto puesto que se ha producido un notable descenso (en el trimestre anterior representaban un 16,4% de las operaciones extranjeras) que les sitúa en su mínima cuota histórica sobre el total de compraventas extranjeras. En segunda posición están los franceses (tiene su lógica debido a que es un país limítrofe) con un 9,6% de las compras de extranjeros y un 1,3% sobre el total mientras que el tercer puesto es para los alemanas con un 7,7% y 1%, respectivamente.

Unos extranjeros que los sueles ver de manera más agudiza cuando vas de vacaciones de verano y es que es normal puesto que el atractivo turístico de “sol y playa” es lo que les lleva a comprar más viviendas en la costa que en el interior de la península. En concreto, más de 30 de cada 100 viviendas compradas en las islas (Canarias y Baleares) han sido adquiridas por extranjeros en el primer trimestre. En Canarias el porcentaje asciende hasta el 34,09% mientras que en Baleares supone el 31,71%. El tercer puesto también corresponde a otra Comunidad Autónoma con gran atractivo de clima puesto que en la Comunidad Valenciana adquieren una de cada cuatro viviendas (25,97%). En el lado opuesto se sitúan Extremadura y Galicia donde el peso de las compras de los extranjeros sobre el total es inferior al punto porcentual.

En un vistazo mucho más concreto y no tan amplio como pueda ser el de las Comunidades Autónomas se aprecia como las ciudades preferidas para comprar casa en función de la nacionalidad son Tenerife (44,16%), Alicante (41,1%) y Girona (32,89%). En el otro lado de la balanza estarían ciudades que parece que no suponen ningún atractivo para los extranjeros puesto que apenas compran vivienda en ciudades como Ourense (0,26%), Albacete (0,32%) u Lugo (0,42%).

El crédito hipotecario

El endeudamiento hipotecario por vivienda se ha situado en los 116.182 euros, lo que supone un incremento del 3,6% sobre el trimestre anterior. En cuanto al tipo de financiación se aprecia como la contratación a tipo de interés fijo continuó la intensa subida de trimestres anteriores, hasta alcanzar el 38,7% del total de los nuevos contratos frente al 31% del trimestre anterior, nuevo máximo de la serie histórica. Un fuerte aumento que deja las hipotecas variables en su cifra más baja al suponer el 60,3% del total de los créditos.

Las comunidades autónomas con mayor endeudamiento hipotecario por vivienda durante el primer trimestre del año han sido Comunidad de Madrid (177.333 euros), Baleares (150.592), Cataluña (135.090) y País Vasco (129.972). Un ritmo ascendente del endeudamiento hipotecario que viene motivado por: 1) la senda positiva del precio de la vivienda y 2) el proceso de reactivación del mercado hipotecario.

Por su parte, los plazos de contratación de los nuevos créditos hipotecarios se han mantenido ligeramente al alza ya que el periodo medio de contratación del primer trimestre del año ha sido de 280 meses (23 años y 4 meses), ligeramente por encima de los 278 meses de trimestre precedente, reflejando un incremento intertrimestral del 0,72%.