Si quieres hacer ejercicios de cardio y no puedes, ¡no te frustres! Es bastante más habitual de lo que piensas que no te dé la vida para ir al gimnasio o que no te llegue el sueldo para poder pagar uno.

Cada vez se tiene más en cuenta la alimentación y el deporte para llevar una vida saludable. En ocasiones, el trabajo, las tareas de la casa, los niños y mil excusas más no te dejan llevar eso a cabo. Una buena forma de no ponerte trabas es montarte en gimnasio en casa.

Hacer ejercicios de cardio desde el hogar es más sencillo de lo que puedes llegar a pensar y no te costará ni un euro de más. Si quieres intentarlo sigue leyendo las distintas formas en las que lo puedes hacer.

Los ejercicios de cardio son buenísimos para perder grasa, si quieres deshacerte de esos centímetros de más. Recuerda que el ejercicio es un 30% y la alimentación un 70% de una vida saludable.

Te advierto que con la mayoría de los ejercicios de cardio requiere que saltes, así que ojo con los vecinos. Hazlos a horas en las que no molestes demasiado. Y busca un lugar en el que dispongas de, al menos, tu tamaño en largo tumbado en el suelo sin muebles de por medio.

Recuerda que SIEMPRE antes de realizar cualquier ejercicio de cardio tienes que hacer estiramientos y cuando termines también, para evitar que el músculo sufra.

Correr sin moverte

ejercicios cardio

Imagina una cinta de correr. En los gimnasios son las más codiciadas, pero puedes fabricarte una en casa. Este es de los ejercicios de cardio que más te cansará.

Se trata simplemente de correr sin moverte del sitio. Estás ejercitando los glúteos, las piernas, el abdomen y los brazos.

Si quieres ir aumentando la intensidad tan solo tienes que correr más deprisa. Este ejercicio puede resultar un poco monótono si lo haces en casa, pero ponte música animada y así se te hará un poco más ameno.

Recuerda siempre compaginar el ejercicio con una dieta equilibrada y que vaya en función del tipo de desgaste físico que realices.

Comentarios de Facebook