El pasado lunes se conoció que TikTok, la plataforma de intercambio de vídeos asiática, faltó a su cita en la audiencia estadounidense. La aplicación está siendo investigada por suponer una “amenaza para la seguridad nacional”, según han alertado alguno algunos de los senadores que componen la Administración Trump.

En concreto, el demócrata Charles E. Schumer y el republicano Tom Cotton, han señalado que “con 110 millones de descargas sólo en Estados Unidos, TikTok es una amenaza potencial de espionaje que no podemos ignorar”. Además, se preguntan si podría utilizarse para que potencias extranjeras influyan en las próximas elecciones estadounidenses, como ocurrió con Twitter y Facebook en 2016. Por ello, han instado a los servicios de inteligencia que estudien la eliminación de contenidos y la gestión de los datos personales de los usuarios, como han informado fuentes con conocimiento del caso.

Beijing ByteDance Technology, la empresa china matriz de esta aplicación, se ha defendido de estas acusaciones. “Ninguno de nuestros datos está sujeto a la ley china, además contamos con un equipo técnico enfocado en adherirnos a políticas sólidas de ciberseguridad y prácticas de privacidad y seguridad de datos”, declaró la compañía. La propietaria de TikTok ha garantizado que los datos de sus consumidores en Estados Unidos (EEUU) se almacenan en servidores locales y no en China, como sospechaban ciertos integrantes del Gobierno americano.

FaceApp

FaceApp: Las fotos de los famosos envejecidos por la aplicación más viral

Es un hecho evidente que FaceApp se ha convertido en un verdadero fenómeno de masas. La aplicación más de moda de este...

No es la primera pugna entre TikTok y EEUU. En marzo de este mismo año, la app tuvo que pagar 5,7 millones de dólares al país norteamericano por recopilar ilegalmente datos personales de menores, tal y como hizo público la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés).

¿EXISTE UN BOICOT A CHINA?

Este nuevo enfrentamiento echa más leña al fuego en la enemistad directa que guardan China y EEUU. La noticia, que ha creado un nuevo capítulo en esta historia, sustenta la idea de que Trump está sometiendo a China a una persecución constante, arruinando todo tipo de negocio que el coloso asiático establezca en tierras americanas.

Los gigantes estadounidenses sacan las uñas frente a los productos chinos cuando ven peligrar su posición en el mercado americano. Recientemente, Mark Zuckerberg, uno de los creadores y fundadores de Facebook, atacó a la plataforma china por censurar el contenido que Beijing considera políticamente desfavorable, como las protestas en Hong Kong, señaló el Washington Post.

Adam Mosseri, el CEO de Instagram, también mostró sus desavenencias frente a esta aplicación. El empresario declaró públicamente que la capacidad de TikTok de copiar a un competidor estadounidense para luego crecer lo suficiente y después adquirir a ese competidor era “un tema de lo más preocupante”, haciendo alusiones a cuando ByteDance adquirió Musical.ly por 1.000 millones de dólares.

Sin embargo, ambos testimonios parecen contradictorios si atendemos las últimas informaciones. Algunos medios han indicado que Instagram está trabajando en un nuevo servicio llamada ‘Clip’, que es muy similar en cuanto a las presentaciones de creación y edición de vídeo que ofrece Tik Tok. Además, Facebook, el pasado año, presentó ‘Lazzo’ un modelo bastante parecido al creado por ByteDance aunque cuenta con una menor aceptación por su público, tan solo ha conseguido 420.000 usuarios.

Esta plataforma cuenta con más de 800 millones de usuarios en todo el mundo de los cuales 27 millones son de origen norteamericano. Además, es considerada como una de las start-ups de mayor éxito internacional, con una valoración cercana a los 78.000 millones de dólares. La compañía había comenzado a preparar su campaña para salir a bolsa en el mercado estadounidense y esta nueva esta revelación podría afectar gravemente a sus aspiraciones económicas.

Un caso parecido, por la semejanza de los acontecimientos, fue el de Grindr. La aplicación creada por Kunlun (empresa china) y destinada al público gay fue puesta a la venta por órdenes del Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos (CFIUS, por sus siglas en inglés) “para garantizar la seguridad nacional”.

LOS RUSOS TAMBIÉN HACEN ENCENDER LAS ALARMAS

En verano de este mismo año, FaceApp, la aplicación de origen ruso, fue investigada por “suponer un posible riesgo de seguridad nacional y privacidad para millones de ciudadanos estadounidenses”. Como ha ocurrido en esta ocasión, Schumer también insistió en que “sería profundamente preocupante si la información personal sensible de ciudadanos de EE UU se proporcionase a un poder extranjero hostil activamente involucrado en ciberhostilidades contra Estados Unidos”.  Todo ello viene precedido del año 2016, con lo ocurrido con Facebook y Twitter cuando potencias extranjeras influyeron en las elecciones estadounidenses.

El calvario para EEUU no termina aquí. Según apuntó Reuters, Rusia ha lanzado Sloy, su nuevo TikTok en el mercado. Inicialmente, su cobertura será local, aunque se espera que se extienda hasta EEUU y parte de Europa en el 2020.