encaje-viesgo-EDP

Nuevo movimiento de alcance en el mercado eléctrico español que tiene -de nuevo- como protagonista a EDP. Si hace unos días la energética de origen portugués vendía activos a la petrolera Total, ahora han sido ellos quienes refuerzan su negocio de distribución, sobre todo, con la compra de Viesgo.

En concreto, EDP ha alcanzado un acuerdo con el fondo de inversión australiano Macquarie para la compra del 100% de los activos de Viesgo, en una operación valorada en 2.700 millones de euros, según ha explicado en un comunicado la compañía lusa.

Los activos que compra EDP son, precisamente, los que no quiso Repsol hace dos veranos cuando se centró en la compra de cartera de clientes. Sin embargo, tal y como explica la compañía, el objetivo es centrarse en el negocio de redes y generación renovable.

Este acuerdo, sujeto a las aprobaciones regulatorias correspondientes, incluye todos los activos de la compañía de origen cántabro, entre los que se encuentran distribuidoras eléctricas con más de 695.000 puntos de suministro, 0,5 gigavatios (GW) de generación renovable y dos centrales de generación térmica, en proceso de desmantelamiento con el cierre previsto antes de 2021 y con casi 1 GW de potenciales derechos de acceso a la red.

La alianza en distribución eléctrica (75,1% EDP y 24,9% Macquarie) tendrá 50.000 kilómetros de redes y 1,3 millones de puntos desuministro, destacó el grupo luso, que añadió que los activos renovables se integrarán al 100% en EDP Renovaveis.

Además, esta operación se enmarca en el Plan Estratégico del Grupo EDP 2019-2022, presentado en marzo del año pasado, que preveía un crecimiento en energías renovables y en redes eléctricas, así como reducir su exposición al riesgo de mercado y aumentar el peso de las actividades reguladas a largo plazo. Con esta operación, EDP refuerza significativamente su presencia en España y su posición en la vanguardia de la transición energética.