Sede de la extinta Canal 9.

José Luis Moreno no levanta cabeza. El ventrílocuo ha visto como Mediaset, Atresmedia, RTVE y la FORTA vetan sus propuestas catódicas y su último refugio se encuentra en Youtube, plataforma en la que intenta rentabilizar sus espectáculos añejos.

Sus deudas con Hacienda, las múltiples denuncias por impagos, la guerra familiar que mantiene con su sobrino Alberto Caballero por los platós de ‘La que se avecina’ y un informe pericial encargado por el Juzgado de Instrucción número 6 de Valencia le han apuntillado a nivel laboral.

El citado informe sostiene que Moreno cargó a Canal 9, extinta cadena pública de la Generalitat Valenciana, casi dos millones de euros en sobrecostes por productos “de ínfima calidad”, tal y como recoge Levante EMV.

Alba Adriática, factoría del empresario, facturó a las autonómicas más de 126.000 euros por cada capítulo del serial diario ‘Planta 25’, que sobrevivió tres temporadas gracias a Telemadrid, Canal 9, Canal Sur y Castilla-La Mancha Televisión.

El informe sostiene que TVE pagaba 56.000 euros por cada episodio el exitoso culebrón ‘Amar en tiempos revueltos’, diferencia que evidencia que la fallida ‘Planta 25’ pudo tener unos costes por encima del mercado.

Uno de los aspectos más curiosos del peritaje tiene que ver con la sintonía y la cabecera de ‘Planta 25’, conceptos por los que Moreno facturaba a través de una filial 1.900 euros por capítulo. Recuerden que este tipo de servicios se pagan en una ocasión y no por cada pase.

No es el único producto averiado que vendió Moreno a Canal 9, que también emitió de madrugada y con unas audiencias marginales el show nostálgico ‘De un tiempo a esta parte’, que previamente se emitía por Castilla-La Mancha Televisión, donde tenía mando en plaza su íntimo amigo Jordi García Candau, que también le contrató con generosidad al frente de TVE.

José López Jaraba, exdirector general de Canal 9, tendrá que declarar como imputado el próximo 3 de junio por los contratos que le firmó a Moreno, que se hizo de oro en la Comunidad Valenciana y en otras comunidades autónomas.

El productor también consiguió gracias al PP valenciano un contrato para gestionar el municipal Teatre El Musical, ubicado en el barrio de El Cabanyal, para el cual contrató a una vedette de altura: la sobrina de Rita Barberá.

MORENO, UNA VIDA LIGADA A LAS TELEVISIONES AUTONÓMICAS

José Luis Moreno se hizo un hueco en el mundo de la producción a finales de los ochenta con ‘Entre amigos’, producto estrella de canales como ETB (Euskadi) o TVG (Galicia). En ambas cadenas lleva décadas sin facturar un céntimo, pero en otras autonómicas sí que se hizo de oro.

Moreno
José Luis Moreno con Sandra Barneda en el plató de ‘Hable con ellas’ antes de su famosa bronca.

El caso más llamativo es Castilla-La Mancha Media. Cuando el PSOE fue desalojado del poder en 2011, los chicos del PP se encontraron con contratos con Moreno por valor de 800.000 euros. Ignacio Villa, director general de la autonómica gracias a Cospedal, afirmó que “ni el dinero, ni el precio, ni el contenido es lo que quiero para esta televisión”. Luego Villa hizo bueno a García Candau…

Tampoco le fue mal en Telemadrid, cadena que hace unos años estaba fuertemente controlada por el ‘aguirrismo’. A esta cadena le vendió varios productos fallidos (‘Noche sensacional’ o ‘Todo es posible en el bajo’), que fueron retirados con bajas audiencias.

Y su relación con IB3 acabó en los tribunales. Para la cadena balear realizó un magazine por el que facturaba 18.000 euros diarios. Moreno tuvo que declarar como imputado en el caso Palma Arena por un supuesto soborno a Jaume Matas que no se probó.

LAS ESTATALES TAMPOCO LE TRAGAN TRAS SUS PROBLEMAS

La Intervención General de la Administración del Estado destacó que RTVE pagó más de tres millones de euros por ‘Reinas’, una de las series menos vistas de la historia de la pública. El informe explica que “en algunos casos las audiencias están por debajo de lo que cabría esperar en función de sus costes”. Rosa María Mateo no quiere ni oír hablar de Moreno.

En Atresmedia tampoco lo tragan: todavía les duele el traumático cierre de ‘Aquí no hay quien viva’, cuyo equipo desembarcó en la competencia, Mediaset. El grupo controlado por Planeta se vengó a su manera: fichó a los protagonistas de ‘Escenas de matrimonio’, que ni siquiera tenían contrato con Moreno pese a que sufrían jornadas laborales maratonianas de doce horas.

Moreno
José Luis Moreno, en su etapa como miembro del jurado de ‘Tú sí que vales’. Foto: Telecinco.

Y en Mediaset el ventrílocuo no es bien recibido: ya no le contratan ni sucedáneos de ‘matrimoniadas’, ni aquellas galas navideñas repletas de artistas en promoción y lentejuelas. Esta batalla ha tenido ramificaciones familiares: su sobrino Alberto Caballero prepara un ‘plan b’ ante el previsible adiós de ‘La que se avecina’, que podría renacer con un spin-off ya sin la presencia de la alargada sombra de Moreno.