sábado, 2 julio 2022 12:30

Las puertas televisivas se cierran para José Luis Moreno por varios motivos

La fama de poderoso e intocable ha perseguido a José Luis Moreno durante décadas. Corrían sobre él muchos rumores, suponemos que la mayoría infundados. Pero en los últimos tiempos su reputación no goza de buena salud. ¿La razón? La avalancha de escándalos, denuncias, impagos e incluso acusaciones de corrupción. El productor tuvo que declarar en la Operación Palma Arena por un supuesto soborno a Jaume Matas, fue acusado de aparecer en los Papeles de Bárcenas, ha recibido múltiples denuncias de la Unión de Actores por las presuntas precarias condiciones laborales que ofrece, y ahora parece que todo el mundo le da la espalda. La actriz Yolanda Ramos ayudó a destapar la caja de los truenos al acusarle en directo en ‘Hable con ellas’ de deberle dinero de la ajada época de ‘Noche de fiesta’. El último en denunciar supuestos impagos ha sido el prestigioso cantante Miguel Poveda, que ha anunciado esta misma semana una demanda contra el ventrílocuo: “No sólo inclumple el contrato, sino que su productora no atiende a los emails y las llamadas. Es por ellos que se procederá a emprender acciones legales con el deseo de que no le ocurra a otros músicos que vayan a hacer su trabajo a las galas que él organiza”.

No se puede dudar del talento de Moreno, que ha sido durante años un imán para el share pese a ser recurrentemente tildado como “casposo” o “machista” por algunos de sus shows caracaterísticos. El empresario, víctima de un grupo de ladrones en su propio chalet hace unos años, ha visto como los diversos remakes de ‘Noche de fiesta’ o ‘Escenas de matrimonio’ ya no gustan a las nuevas generaciones. Este hecho, sumado a que Telecinco le decidió apartar de la producción de ‘La que se avecina’ por múltiples problemas, lo ha alejado de los platós. Los directivos televisivos ya no le abren las puertas por varias razones: en Antena 3 por haberse llevado el equipo de ‘Aquí no hay quien viva’ a la competencia, en Telecinco porque Paolo Vasile admitió en Vanity Fair haber soportado “porcadas” del empresario, que sumadas a las condenadas amenazas a Sandra Barneda el año pasado han acabado con una drástica decisión: Mediaset no contratará sus galas navideñas tras nueve años. En las autonómicas tampoco goza de demasiada simpatía: Canal Nou le condonó millonarias deudas, Castilla-La Mancha Televisión aireó sospechosos contratos, y en Telemadrid no olvidan la paralización de la serie ‘Todo es posible en el bajo’ por, ¡cómo no!, impagos.

Varias cadenas han cerrado las puertas del que en su día fue uno de los productores más rentables de nuestra televisión

Tan solo TVE parece no haber “condenado” a Moreno, que en los últimos años ha realizado para la cadena pública la fallida ‘Las chicas de oro’, la fallida ‘La Alfombra Roja Palace’, y la fallida ‘Reinas’, serie que pese a superar los doce millones de euros de presupuesto fue incapaz de superar un ridículo 6% de share pese a que el productor señalaba que no esperaba tanto éxito por sus ventas internacionales. Pero ahora en la Corporación Pública se pueden complicar las cosas para Moreno, ya que José Antonio Sánchez ha hecho las maletas después de un acuerdo de consenso entre los principales partidos del Congreso. Este directivo contó con sus servicios tanto en la TVE de Aznar, como en la Telemadrid de Aguirre como en la TVE, ya de vuelta, de Mariano Rajoy. Eso sí, para contratarle hubo que hacerlo a través de un tercero por las deudas del padre de Rockefeller con Hacienda. El productor por lo pronto dice que apostará por rodar series en inglés para asegurarse ventas internacionales, quizás consciente de sus actuales complicaciones para colocar sus productos en los canales españoles. Con lo que uno fue…


- Publicidad -