dieta shock caldo

La dieta de shock, también llamada dieta metabólica, tiene el objetivo de estimular el metabolismo a través de un cambio radical de los hábitos de alimentación durante un breve periodo de tiempo. Gracias a una selección específica de alimentos, se obliga al organismo a quemar más calorías de lo habitual, lo que da lugar a una pérdida de peso muy rápida. La dieta shock funciona porque, como decíamos, estimula al metabolismo para quemar más calorías durante varios días y sin problemas de estancamiento. Además es muy fácil de seguir porque no se pasa hambre y podemos crear un menú diario para ajustarse a las indicaciones y que sea todo más sencillo.

Se puede hacer hasta cumplir el objetivo de kilos a perder, que, por recomendación,  no deberían ser más de 8. Después de haber alcanzado nuestro peso ideal podemos aplicar la dieta shock de manera puntual, en esas épocas en las que vemos que estamos ganando unos kilos de más. Es un plan apto para todas las personas que tengan buena salud. Para empezar, el consejo es hacer dos días de shock por que notarás los resultados. 

POR QUÉ DOS DÍAS

El planteamiento de la dieta shock o dieta metabólica es básicamente comer fruta, caldo y crema de verduras y yogur durante un día, repartidos a lo largo del día de manera que podamos ir saciando nuestro apetito. El consumo calórico diario queda reducido a 600-700 kcal. Se recomienda hacer solo durante dos días porque disminuimos las calorías pero durante el tiempo justo para evitar que el metabolismo se ralentice que es lo que sucede en las dietas clásicas hipocalóricas, que ponen al organismo en modo ahorro y deja que quemar y consumir energía. Además de estancarse, luego se produce un efecto rebote.

Además, durante estos dos días de shock, se siguen quemando calorías, incluso más de las habituales. ¿Por qué? Al principio de cualquier dieta hipocalórica el cuerpo recurre rápidamente a la combustión de reservas, pero como, durante estos dos días estamos aportando los nutrientes necesarios para la jornada, el metabolismo percibe que tiene recursos suficientes y no es necesario activar el modo ’stand by’.

fruta dieta