Descubre los secretos de esta dieta efectiva.

La sandía es muy usada por todos los que en algún momento quieren perder unos kilos, ya que es refrescante y naturalmente dulce. Es por eso que en este verano conocerás una dieta con ésta fruta, ideal para perder 5 kilos y en 5 días. Ésta resulta perfecta para consumirla en el desayuno o como una merienda.

El alto consumo de sandía, no representa mayores riesgos, por lo que no debería producir efectos secundarios por consumirla a manudo. Sin embargo, expertos aseguran que si se come en gran cantidad y todos los días, puede ocasionar problemas en el organismo ya que tendrías mucho potasio en el cuerpo y como sabes, nada en exceso es bueno.

Ésta es muy común en los platos de las personas que buscan tener una dieta que les permita bajar de peso, debido a que la sandía tiene menos de 30 calorías, de hecho tiene 28 para ser exactos.

El consumo de la sandía tiene muchos mitos, uno de ellos es que nos hace mal consumirla por las noches, pero tranquilo que esto es falso. Lo único cierto es que ingerirla después de comer sólo te hará tener una sensación de hinchazón que te puede hacer sentir algo incómodo, de resto ésta fruta sólo tiene buenas cosas para ti.

Los secretos de una dieta

Los secretos de una dieta

La sandía tiene vitaminas y antioxidantes, la fruta posee vitaminas A, B, B3 y B6, también aporta vitamina C, y minerales como el potasio y manganeso. Esto es tan sólo una razón para entender que la sandía trae muchos beneficios y no perjudica la salud.

Entre otros beneficios, la sandía es muy buena para atacar las patologías como cálculos renales, el ácido úrico alto, hipertensión arterial y afectaciones relacionadas a la retención de líquidos.

Por otra parte, la sandía hace muy buen trabajo en las personas que hacen deportes, sobretodo en aquellos que padecen disensiones musculares, ya que ayuda a césar el dolor y ayuda a recuperar el músculo fatigado, esto según expertos, gracias a la cantidad de potasio y citrulina permite eliminar el amoníaco por la orina.

Cómo nada es perfecto, con la sandía debemos tener cuidado, porque es una fruta muy dulce y podría llegar a elevar los valores del azúcar en la sangre y es aquí donde afectaría nuestro organismo por las noches que es cuando menos tenemos actividad física. Ésta es la razón del por qué la recomiendan pero no en exceso.

Los médicos prefieren que este tipo de fruta sea consumida en horas de la mañana, es decir, en el desayuno, ya que estarían importando energía que será utilizada durante todo el día mientras tengamos actividad en nuestro trabajo o rutina.