Desde la llegada de Mikhail Fridman, la necesidad de DIA por estabilizar el negocio se ha convertido en una obsesión; tanto que en la presentación de sus resultados semestrales dejaron claro que la “intención de la compañía es la recuperación inicial de las ventas”. Algo que está por encima de algunas de sus anteriores líneas estratégicas, como la expansión de la enseña de proximidad DIA&Go, y que aplaza hasta el cierre de 2019 la presentación de un plan estratégico.

Actualmente, DIA está centrada en la estabilidad del negocio y en seguir promoviendo y apoyando la recuperación de ventas, tal y como recuerdan fuentes de DIA. La forma de apoyar la recuperación se hará a través de diversas iniciativas en diferentes ámbitos, como en el área comercial, operaciones o logística. Medidas que DIA no ha concretado, pero cuyo objetivo común de impulsar el tráfico de clientes, las ventas en las tiendas y mejorar la productividad.

Auchan acelera el plan de reconversión de Simply, que finaliza en 2020

El grupo Auchan continúa con su plan de reconversión de la enseña Simply a Alcampo en España con la última reapertura en...

La situación de DIA es complicada. Registró unas ventas netas de 3.400 millones de euros en el primer semestre de 2019, un 7% menos; mientras que cosechó una pérdida neta atribuible de 418 millones de euros. De hecho, DIA tuvo que resolver algunos problemas: normalizar la relación con las aseguradoras de crédito y toda la base de proveedores, recuperar y eliminar las faltas de stock, y abastecer completamente las tiendas y almacenes. 

El cierre de almacenes se ha traducido a corto plazo en un aumento de los costes logísticos y la interrupción de las actividades de comercio electrónico no alimentario en España a través de eshopping también han afectado.

Toda esta situación hace que muchos de los planes estratégicos de la enseña hayan quedado en el aire, como la expansión de DIA&Go. En 2018 este formato se alzó como la salvación, junto a La Plaza, de las ventas de DIA. Los DIA&Go están situados en lugares céntricos y de tránsito bajo la lógica de calar en otro tipo de consumidor. Se trata de la apuesta de la compañía en el formato de proximidad.

Arrancaron con cuatro formatos de prueba que rápidamente se extendieron hasta casi la centena entre España y Portugal. Y precisamente en esa cifra se ha quedado porque como confirman fuentes de DIA, ahora la compañía está inmersa “en recuperar las ventas y estabilizar el negocio”.

No obstante, para conocer las próximas líneas estratégicas de DIA habrá que esperar al cierre del ejercicio 2019 “con información adicional y con un entorno de negocio más normalizado”. Será entonces cuando la empresa de distribución desarrolle un plan de negocio a largo plazo actualizado que servirá de base para evaluar la recuperabilidad a largo plazo de sus activos. Una tarea complicada no solo por la situación de la compañía, sino por los precedentes a la hora de poner en marcha un plan estratégico

CAMBIOS EN FRANQUICIAS

Donde sí se están produciendo cambios es en el modelo de franquicia, que está sufriendo alteraciones con el objetivo de tener una operativa parecida a la de una tienda propia. Algo que a muchos franquiciados les parece una maniobra para terminar con el sistema de franquicias. En el primer semestre, DIA ha reconvertido 154 franquicias a tiendas propias.

DIA centra todos sus esfuerzos en la recuperación inicial de las ventas aparcando (de momento) la expansión de la enseña de proximidad DIA&Go

Dentro de estos cambios, DIA ha decidido cerrar una de sus marcas fraquiciadas. Desde septiembre y “de forma paulatina, no se renovarán los contratos de las franquicias de la enseña Cada DIA a medida que alcancen su fecha de vencimiento”, según un comunicado interno al que ha tenido acceso MERCA2.

De esta forma, se produce el cese de la enseña Cada DIA y desaparece la marca, según confirman fuentes de la cadena de alimentación. El cierre de las 201 tiendas se hará en función del acuerdo con cada uno de los establecimientos. Una vez que finalicen los contratos, los propietarios de las franquicias no podrán usar ni la marca ni vender productos de la enseña. Desde la compañía estiman que a lo largo de 2020 desaparezca la enseña de forma definitiva, tras la finalización de los contratos más largos.

También se han producido cambios en Argentina. DIA ha renovado su cúpula directiva en este país con la salida de su consejero delegado en este mercado, Damián Dircie, que será sustituido por el director de Recurso Humanos del grupo, Alejandro Grande, según avanza Press.

A finales de junio de 2019, DIA operaba un total de 6.809 tiendas, 629 menos que al cierre del mismo periodo del año anterior, acumulando 34 nuevas aperturas y 663 cierres durante el periodo. El número de tiendas ha disminuido en 315 en España (de 4.684 a 4.369), tras la apertura de ocho nuevas tiendas y el cierre de 323 en los últimos seis meses.