DIA SUPERMERCADOS

Este 2020 es uno de los años más complicados para DIA. La cadena de alimentación se enfrenta a un futuro difícil con un plan de recuperación en el que sus tiendas, en total 4.318, serán las que más sufran ya que se prevé que los costes de reestructuración del negocio frenen la inversión necesaria en ellas.

Actualmente, DIA está centrada en la estabilidad del negocio y en seguir promoviendo y apoyando la recuperación de ventas, tal y como recuerdan fuentes de DIA. La forma de apoyar la recuperación se hará a través de diversas iniciativas en diferentes ámbitos, como en el área comercial, operaciones o logística.

En base a esto, en los últimos meses DIA se ha afanado en poner fin a algunos problemas: normalizar la relación con las aseguradoras de crédito y toda la base de proveedores, recuperar y eliminar las faltas de stock, y abastecer completamente las tiendas y almacenes. “El rebote de ventas es esencial, ya que DIA busca tranquilizar a los proveedores de su liquidez y restablecer la disponibilidad del producto”, explican analistas de Bloomberg.

En algunos casos ha conseguido resolver estos problemas; sin embargo, en otros sus establecimientos siguen sufriendo el desabastecimiento de productos. Situación de “descontrol del surtido” y “falta de stock” que desde hace tiempo denuncian muchos de los franquiciados.

En este contexto, los analistas son claros. “La posición de capital de DIA puede ser incierta durante años, mientras que Letterone, con una participación del 74,8%, implementa su plan de recuperación”, explican analistas de Bloomberg, quienes señalan que los “costes de reestructuración obstaculizarán la inversión necesaria” en muchos de sus establecimientos.

Todo ello dependerá del tan esperado plan estratégico que la empresa pretende poner en marcha este año. “La compañía cumplió con sus obligaciones contractuales con los bancos proporcionando la información solicitada”, reconocen fuentes de DIA, que declinan hacer públicos los planes. 

Cabe recordar que, según el dato más actualizado –a 30 de septiembre de 2019– DIA tiene 4.318 establecimientos repartidos entre distintos formatos: DIA Market, DIA&Go o Clarel, entre otros. Se trata del mayor número de supermercados de España. No obstante, su cuota de mercado la colocan como el tercer operador con un 6,6% de cuota (1,1 puntos menos), según datos de Kantar. Cifra que año tras año empeora; mientras que Lidl le pisa los talones con el 5,6%. Esta situación aflora su antiguo problema de tener una superficie comercial demasiado grande.

DIA ACUMULA PÉRDIDAS

El nuevo plan estratégico se antoja complicado no solo por la situación de la compañía, sino por los precedentes a la hora de poner en marcha un plan estratégico. Los últimos consejeros delegados que lo intentaron acabaron saliendo por la puerta de atrás incluso antes de lanzar su plan. Difícil también porque en el folleto informativo de la opa que lanzó ya avisó que, durante los dos primeros años del plan de transformación, DIA “no generará caja ni resultados positivo”.

La cadena registró unas pérdidas netas correspondientes a los tres primeros trimestres del año que ascienden a los 504,3 millones de euros. La marca ha superado, por tanto, en once veces a los números rojos de 2018, que se estimaron en 45,8 millones de euros debido al despido colectivo en España y el recorte de plantilla en Brasil, el cierre de 757 tiendas deficitarias.

Las ventas netas de la compañía alcanzaron, entre enero y septiembre, los 5.083 millones de euros, lo que supone un descenso del 7,4%, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado se situó en 95,2 millones de euros, un 48,9% menos. A finales de septiembre de 2019, DIA operaba un total de 6.720 tiendas, 718 menos que al cierre del mismo periodo del año anterior. A finales de septiembre de 2019, DIA operaba un total de 6.720 tiendas a nivel global, 718 menos que al cierre del mismo periodo del año anterior. 

Por otro lado, el pasado 1 de enero DIA inició el traspaso de sus principales bienes y activos inmobiliarios a filiales de nueva creación, como figuraba en el acuerdo de refinanciación firmado con los bancos el pasado verano. Estas estarán participadas de forma directa o indirecta por sociedades luxemburguesas, que a su vez estarán íntegramente participadas por DIA, tal y como comunicaron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).