autonomos

La pandemia de Covid-19 ha trastocado la vida de millones de personas a nivel mundial. En el caso concreto de España la crisis está durando más de lo que se esperaba. Después de la primera ola llegaron los rebrotes, y ahora la curva de contagios vuelve a ascender de nuevo y regresan los confinamientos. Una situación que se lo pone muy complicado a los autónomos para sacar sus negocios adelante, lo que hace surgir el temor a que la devolución de los préstamos ICO no sea tan sencilla como se esperaba.

En la mayoría de los casos las cantidades adeudadas no tienen que comenzar a devolverse hasta el próximo año, pero ya hay algunos profesionales que están siendo conscientes de que puede que cuando llegue el momento de empezar a pagar las cuotas quizá no tengan liquidez suficiente para ello.

A día de hoy la recuperación económica se percibe como algo muy lejano. Aunque la mayoría de los autónomos con un pequeño negocio están ya preparando la campaña de Navidad, lo cierto es que no son demasiado optimistas con respecto a la misma, y creen que este año las ventas descenderán de forma importante.

Si ni siquiera en la época de más ventas de todo el año se van a conseguir buenos resultados, la viabilidad de muchos negocios está en la cuerda floja. Se estima que tras el levantamiento del estado de alarma entre un 10% y un 15% de los pequeños negocios no volvieron a abrir, y el número de autónomos que deciden poner fin a su actividad podría aumentar en los próximos meses si no consiguen sacar sus negocios adelante.

Dado que muchos de esos autónomos pidieron en su momento algunos de los préstamos ICO, los especialistas empiezan a temer que esas cantidades no sean devueltas.

problemas prestamos ico

Los préstamos ICO como ayuda a los autónomos durante la crisis del coronavirus

Tras la declaración del estado de alarma el pasado mes de marzo, el Gobierno adoptó diferentes medidas de apoyo a los autónomos. Una de las más destacadas fue la línea de avales públicos que tenía como objetivo que los afectados pudieran tener la liquidez que necesitaban en ese momento para hacer frente a pagos que tuvieran pendientes.

Hasta un 97% de esos avales de los préstamos ICO fueron solicitados por autónomos y pequeños negocios entre los que hay tiendas de ropa, peluquerías, bares e incluso algunas startups.

Con ese dinero los afectados pudieron hacer frente al pago de facturas a proveedores o incluso al pago de la renta del local en el que ejercen su actividad, evitando así dejar deudas pendientes.

En la mente de quienes acudieron a los préstamos ICO estaba que en unas semanas podrían volver a retomar su actividad con normalidad y, por tanto, podrían devolver esas cantidades sin ningún problema.

Pero la realidad ha truncado estos planes. El estado de alarma se prologó mucho más de lo que algunos preveían, y la vuelta a la normalidad no se ha producido. En realidad lo que se ha producido es la llegada de una nueva normalidad en la que muchos negocios han visto limitada su capacidad para atender a los clientes y, por tanto, han visto reducida también su rentabilidad.

Muchos negocios trabajan a pérdidas

Se habla mucho de sectores especialmente castigados por la crisis como la hostelería o los vinculados al mundo de la cultura, pero en prácticamente todos los sectores hay ahora mismo negocios que no ganan lo suficiente como para hacer frente a las deudas que tienen pendientes.

La reactivación de la actividad ha sido parcial, y no se espera que la cosa mejore en un plazo más o menos cercano. Esto genera un panorama de incertidumbre tanto para los autónomos como para quienes son acreedores de los mismos.

Los economistas ya han señalado que está aumentando el riesgo de que pequeños negocios y profesionales no vayan a poder hacer frente a los pagos, entre ellos la devolución de los préstamos ICO.

Muchos autónomos fueron previsores en su momento y acordaron un plazo de un año para empezar a devolver las cuotas de estos préstamos, pero otros se acogieron al plazo de seis o nueve meses, y para todos ellos el tiempo corre en su contra.

deudas prestamos ico

¿Cómo afrontar la devolución de los préstamos ICO si se tienen dificultades?

El importe de las cuotas y los plazos de amortización son diferentes en cada caso. No obstante, si un autónomo está en una situación complicada y cree que cuando llegue el momento no podrá devolver el préstamo, debe empezar a tomar medidas ya.

Nunca es buena idea ignorar las deudas y dejar que estas sigan creciendo y creciendo. En caso de que un negocio esté ahora mismo en dificultades lo mejor que puede hacer su propietario es ir a hablar lo antes posible con el banco para exponer su situación y abordar una negociación que lleve a un acuerdo que sea viable tanto para la entidad bancaria acreedora como para el deudor.

Ahora mismo está en vigor una nueva “hornada” de préstamos ICO y muchos autónomos se podrían plantear cubrir la deuda del primero solicitando un nuevo préstamo. Sin embargo, los expertos en economía señalan que esto no suele ser una buena idea, porque a la larga implica hacer la deuda todavía más grande.

Más allá de la negociación con el banco, lo único que les queda a los afectados es hacer un análisis en profundidad de su negocio para ver qué medidas se pueden tomar para intentar obtener una mayor liquidez. Esto puede implicar desde un recorte de gastos hasta la búsqueda de nuevos mercados.

falta de liquidez

¿Es posible una solución de carácter público?

Cuando baja la liquidez hay un mayor riesgo de impago, este es un principio básico de las finanzas. Y está claro que si ahora los autónomos tienen menos liquidez hay más posibilidades de que dejen los préstamos ICO sin pagar. Sin embargo, todavía es pronto para hacer predicciones y no se quiere dar la voz de alarma.

A pesar de ello, muchos expertos creen que se deberá abordar la situación desde una perspectiva pública y es posible que en los próximos meses el Gobierno y las asociaciones que representan a los autónomos tengan que llegar a acuerdos para ver cómo pueden solucionarse los posibles problemas para devolver los préstamos.