reinado alfonso XIII

Este año se han cumplido 89 años del exilio del rey Alfonso XIII después de que se proclamará la 2ª República. El monarca pensó que la situación sería algo temporal y volvería en poco tiempo, pero al final acabó pasando el resto de su vida fuera de España. De hecho, sus restos mortales no pudieron volver al país hasta 1980.

El rey tuvo varios hijos, aunque al que más conocemos es a Juan, abuelo del actual monarca Felipe VI. Sus hijos tuvieron a su vez otra descendencia, por lo que hay algunos descendientes de Alfonso XIII con sangre azul en sus venas pero que no son muy conocidos para el gran público.

Un exilio de lujo

historia alfonso XIII

Antes de hablar de sus descendientes conviene aclarar que el exilio de Alfonso XIII no fue duro ni penoso. Se pudo alojar en hoteles de lujo en diferentes ciudades europeas gracias al dinero que había depositado en cuentas bancarias suizas e inglesas mientras ostentaba el cargo de rey. Una tradición que según parece podría haber heredado su nieto, el rey emérito Juan Carlos I.

Durante la Guerra Civil se puso de parte del bando sublevado e incluso llegó a negociar con Mussolini para que este apoyara un eventual golpe de Estado que restaurara la monarquía. Además, mientras era rey mantuvo una buena relación con el General Francisco Franco, pero luego acabó siendo repudiando al ya dictador porque este no daba ninguna prioridad a la restauración de la monarquía.

En enero de 1941 renunció a la jefatura de la Casa Real a favor de su hijo Juan (sus dos hijos mayores no querían tener nada que ver en la sucesión) y un mes después falleció a causa de un angina de pecho. Su hijo Juan nunca llegó a reinar y tuvo que renunciar a sus derechos dinásticos en favor de su hijo, que había sido nombrado rey en 1975 tras la muerte de Franco. Veamos ahora qué le ocurrió a los otros descendientes de Alfonso XIII.