Proyecto de Kennedy Wilson en Puerta del Sol 9, Madrid.

El Plan Especial para transformar de uso residencial a comercial el edificio ubicado en el número 9 de la mítica Puerta del Sol madrileña se llevó a su aprobación inicial a la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, y se encuentra en tramitación. Aún no se ha llevado a cabo su aprobación definitiva, pero supone el desbloqueo de un largo trámite administrativo que arrastraba desde hace cuatro años.

El fondo de inversión estadounidense Kennedy Wilson se mantiene a la espera para culminar su estrategia de vender este emblemático edificio ubicado en el kilómetro cero de la capital. La desinversión podría alcanzar los 90 millones de euros, y fuentes conocedoras de este asunto aseguran a MERCA2 que ya hay varios interesados en cerrar la operación, pero el mal estado del edificio ha retrasado los planes.

El fondo ha logrado convencer al Ayuntamiento de Madrid para desbloquear la situación del local comercial. La idea es modificar su uso residencial tramitando un Plan Especial y encontrar una marca que convierta este espacio en una de las grandes ‘flagship store’ de la capital.

Con una fachada de 38 metros lineales y una planta baja de 5,5 metros de altura, se sitúa de forma prominente en una de las esquinas más concurridas de la plaza. Un activo inmobiliario que se ha convertido en una de las joyas de la corona de la zona.

Los expertos del retail barajan diferentes posibilidades entre los compradores de este inmueble, pero coinciden en que este flagship‘ podría tener nombre extranjero, ya que pierde fuerza la idea de que El Corte Inglés esté interesado en estas instalaciones. Sin embargo, no descartan que Amancio Ortega quiera utilizarlo para albergar a uno de sus buques insignia, un modelo de tienda parecido al de Primark en la calle Gran Vía.

APOYO AL PLAN ESPECIAL

En un principio, el fondo de inversión y el Ayuntamiento confiaban en que este Plan Especial lograría la ‘luz verde’ definitiva a lo largo de 2020. Pero la lentitud en este tipo de trámites, y teniendo en cuenta los efectos de la pandemia del coronavirus, han provocado que el proceso se aplace a 2021. Según han explicado desde el Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid a este medio, aún se encuentra en tramitación y no ha logrado la aprobación definitiva.

En mayo de 2015, Kennedy Wilson y Renta Corporación se aliaron para adquirir el emblemático inmueble en una operación que alcanzó los 30 millones de euros. Pero un año y medio después ya pedía 55 millones a los compradores interesados. Un precio calificado de desorbitado teniendo en cuenta su mal estado.

Este edificio estuvo a punto de declararse en ruinas hace unos años debido a los problemas de estructura, muros de carga en mal estado y estructuras de madera con muy mala conservación.

Esto ha empujado al fondo de inversión americano a realizar obras en el inmueble. El estudio de arquitectura RCCyP está siendo el encargado de las obras de remodelación. Esta misma firma llevó a cabo proyectos emblemáticos como la tienda de Primark en Gran Vía, o la tienda de Media Markt en la Plaza del Carmen.

Según fuentes cercanas a la operación, la parte comercial cuenta con un total de 3.800 metros cuadrados repartidos en tres plantas y su precio de alquiler podría alcanzar entre 2 y 3 millones de euros al año. Una cifra que asciende hasta los 4 millones anuales en el caso del arrendamiento del inmueble entero.

En cuanto a la comercialización del edificio, la tarea recae en la agencia inmobiliaria Knight Frank, tal y como se puede comprobar en la cartelería instalada en el propio activo.

PEATONALIZACIÓN DEL KILÓMETRO CERO

Desde que se peatonalizara la Puerta del Sol este verano son muchos los inversores que buscan dar el pelotazo en la zona. Este cierre al tráfico ha devuelto a los peatones unos 5.464 metros cuadrados, y la afluencia ha aumentado considerablemente.

Según los expertos del retail consultados por MERCA2, ceder más superficie a los viandantes supone un aumento exponencial en el tráfico de personas, lo que se traduce en un incremento en las rentas de las calles.

Estas expectativas benefician a los propietarios de los locales, ya que sus activos se pueden revalorizar en gran medida. Así, en las últimas semanas se ha producido un aumento en la oferta de locales e inmuebles disponibles.

Actualmente también está disponible el local comercial ubicado en el número 5 de la Puerta del Sol. Knight Frank es también el encargado de comercializar este inmueble, cuyo último inquilino fue la firma Futbolmanía, y cuenta con vecinos como Parfois y el Centro de Turismo de Sol. Según fuentes conocedoras, este local pertenece desde 2017 al fondo estadounidense Thor Equities, que desembolsó unos 43 millones de euros por esta operación inmobiliaria. La firma también cuenta con otros dos locales comerciales en la zona.

En esa misma acera, se pueden observar numerosos carteles de oficinas que se alquilan. Los expertos consultados creen que se podría especular con estos inmuebles y convertirlos en alojamientos turísticos.

Por otro lado, hay que tener en cuenta el boom de hoteles de lujo que se están construyendo en la zona centro, que podría propiciar un encarecimiento del metro cuadrado en estas calles. Un incremento que provocaría un efecto expulsión de los comerciantes, que se verían obligados a optar por otras arterias más asequibles.

A escasos metros del misterioso hotel que se está levantando en la calle Montera, cabe destacar el hotel que se está construyendo en la antigua sede de Monte de Piedad, frente al popular Cortylandia de El Corte Inglés. Muy cerca a su vez del recién inaugurado Four Seasons en el Complejo Canalejas, zona que próximamente también recibirá al primer “W” de la cadena Marriott.