alimentos, dieta, desayuno

Los desayunos son una de las comidas más importantes del día. Algunas personas hacen un desayuno bastante reducido o simplemente se lo saltan. Eso no es una buena idea, de hecho, por la mañana es cuando más calorías te puedes permitir ingerir, ya que tienes todo el día para ir quemando esas calorías que has consumido. Por tanto, no hay que pasar hambre por la mañana para bajar de peso.

Las cenas sí que son un enemigo mucho mayor para una dieta. Evitar cenas copiosas o con productos azucarados o demasiado grasos puede ser clave para bajar de peso. Por tanto, la última comida del día debería ser mucho más ligera y cuidando lo que comes.

Ideas de desayunos para bajar de peso

Importancia del desayuno

desayunos, bajar de peso

Algunos no dan importancia al desayuno, pero ten en cuenta que cuando te levantas por la mañana llevas 10 o 12 horas sin haber comido nada. Tu cuerpo necesita algo de alimento, especialmente si tienes algún tipo de problema como diabetes, ya que te puede dar una hipoglucemia si no consumes algo.

Por tanto, los desayunos sí que son importantes para aportar energía, nutrientes y agua al organismo para afrontar el día. No obstante, eso no quiere decir que lo tengas que hacer de forma inmediata a levantarte.

Además, lo bueno del desayuno es que te puedes permitir comer ciertos alimentos con más calorías y darte ese capricho incluso cuando estás haciendo una dieta para bajar de peso. Y eso es porque el metabolísmo lo va a ir eliminando durante el día con la actividad. En cambio, a partir de las 17:00, tu ingesta debería ser mucho más controlada para no engordar. A partir de esa hora la intensidad de trabajo o actividad física baja, y eso puede hacer que lo que comes se acumule…

Ten en cuenta también que tomar un buen desayuno ayuda también a cubrir todas las necesidades nutricionales diarias. Si prescindes del desayuno, con el resto de comidas restantes difícilmente obtendrás todo lo que tu cuerpo necesita, pudiendo llevar a carencias de vitaminas, minerales, y otros nutrientes y dando lugar a enfermedades.

Como podrás comprobar en apartados siguientes, un buen desayuno se debe componer de variedad de alimentos, y no solo unos cuantos como hacen la mayoría. Mientras más variedad menor, aportando unas 400 o 500 calorías de promedio.

Beneficios de los desayunos

Si haces buenos desayunos, no solo evitarás pasar hambre, también tendrás una salud más robusta e incluso podrás bajar de peso. Además, otros beneficios de un buen desayuno son:

  • Mejora el rendimiento físico e intelectual.
  • Ayuda a mantener un peso corporal adecuado.
  • Mejora la concentración y el comportamiento.
  • Permite mantener un buen nivel de crecimiento y desarrollo.
  • Contribuye a mantener tu salud y bienestar.