Sé acertado a la hora de presentar tu síntesis curricular.

El hecho de preparar un currículum es más difícil de lo que puede parecer a simple vista. No es un secreto para nadie que cada vez que nos vemos en la necesidad de encontrar trabajo, siempre buscamos redactar una síntesis curricular que sea atractiva, con la firme intención de generar impacto a la compañía en cuestión y poder conseguir el empleo. Lo cierto es que hay muchos errores donde suelen incurrir las personas, que definitivamente los están alejando de cualquier posibilidad de alcanzar los objetivos propuestos.

Claro está, hay dudas de por medio, y eso es lo que precisamente hace que los ciudadanos cometan fallas que a corto plazo los dejan sin esperanza alguna. Es importante que tengas en cuenta que el currículum es tu mejor carta de presentación, así que no debes mentir en él, y tampoco presentar todo, pues hay cosas que puedes estar incluyendo que no son importantes, y podrían restarte puntos a la hora de la selección del personal.

A continuación, te presentamos lo que debes omitir ya mismo en tu currículum, y cómo debes redactarlo para que logres conseguir ese puesto de trabajo por el que has estado luchando. Recuerda que menos es más, muchas veces por querer impresionar pierdes la oportunidad.

No mientas en tu currículum

No mientas en tu currículum

Comenzamos por este punto porque es el más importante de todos. Mentir cuando se trata de escribir tu hoja de vida es algo grave, que lejos de aportarte algo, te lleva definitivamente al último puesto de la lista de participantes que están optando por quedar seleccionado en esa empresa. Este error es de los más habituales, las personas quieren impresionar al personal de Recursos Humanos con habilidades que quizás no tienen.

No caigas en esto porque al final todo sale a luz. La experiencia es algo relativo, pues hay muchos profesionales que acaban de culminar sus estudios universitarios, y no tienen experiencia laboral, sin embargo, ese conocimiento fresco es atractivo para las empresas que ven un futuro prometedor en esa persona dentro de la organización para poder crecer.

Pero si por el contrario, das conocer en tu currículum que has trabajo en otros lados cuando no es cierto, o que has hecho cursos que no tienes idea de lo que trata, esto te afecta, y no te van a contratar. Lo mejor es que expongas tu realidad. Recuerda que la sinceridad es lo que debe prevalecer en este tipo de documentos, ya que al momento de la entrevista deberás explicar con detalles eso que dices en tu currículum.