razones para externalizar tareas

Como autónomo siempre hay tareas que no te da tiempo a realizar y también gestiones para las que no te ves ves capacitado. Esto es algo bastante habitual, especialmente si trabajas solo. Si te ves agobiado por todo lo que tienes que hacer y ves que no llegas, o sientes que no estás haciendo bien algunas de las gestiones, es momento de externalizar tareas en tu negocio y dejarlas en manos de un tercero.

¿Es momento de externalizar tareas en el negocio?

ahorro al externalizar tareas

Para saber si estás en un momento en el que es adecuado encargar la realización de ciertas gestiones a terceros debes examinar muy bien tanto tu capacidad para hacer frente a tus obligaciones como las áreas esenciales de tu negocio.

Es posible que tengas tareas en tu negocio que quizá no te gustan demasiado o no se te dan del todo bien, pero su volumen no es suficiente como para que te resulte rentable externalizar. En principio solo deberías encargar a terceros aquellas tareas que tengan entidad suficiente y un volumen bastante alto.

Otro aspecto a valorar al subcontratar es conocer bien las diferentes áreas de tu negocio y descubrir cuáles son las esenciales. Las que son más importantes nunca deberías externalizarlas.

Lo que tampoco debes perder de vista es el coste que genera la externalización, para poder evaluar si de verdad te compensa optar por ella o si te saldría mejor contratar a alguien que se encargue de esas tareas que tú no puedes afrontar.