La Reserva Federal de Estados Unidos ha anunciado este viernes en un comunicado un programa anual de compra de activos, entre los que se incluyen Bonos y las famosas Repos de la FED de Nueva York (contratos por los que una entidad financiera que vende un activo con un pacto de recompra por un precio y plazo determinados) , adquisiciones que se producirán tanto a diario como quincenalmente.

La declaración enfatiza que esto no es un cambio en la posición de la política monetaria. Existe un debate entre los analistas si esto es una vuelta a Quantitive Easing o no lo es.

A la luz de los aumentos recientes y esperados en los pasivos de no reserva de la Reserva Federal, el organismo monetario comprará letras del Tesoro al menos en el segundo trimestre del próximo año para mantener saldos de reservas amplios en el tiempo o por encima del nivel que prevaleció a principios Septiembre de 2019.

El Tesoro americano necesita dinero para el funcionamiento de la administración Trump: tiene 215.000 millones en la caja necesita otros 381.000 millones para acabar el año y se ve en la obligación de colocar bonos del Tesoro a los Bancos Americanos e inversores que semanas atrás han mostrado problemas para comprar esa deuda con la consiguiente subida de la tasa overnight de estas operaciones que ha desatado las alarmas en los mercados financieros.

Ahora, la Reserva Federal anuncia para calmar a los mercados que llevará a cabo operaciones de recompra a plazo y overnight al menos hasta enero del 2020 año para garantizar que el suministro de reservas se mantenga amplio incluso durante los períodos de fuertes aumentos en las obligaciones no relacionadas con las reservas de la FED, y para mitigar el riesgo del mercado monetario Y las presiones que podrían afectar negativamente la implementación de sus políticas.

“Estas acciones son medidas puramente técnicas para apoyar la implementación efectiva de la política monetaria del Comité Abierto de la FED y no representan un cambio en la postura de la política monetaria”, señalo el organismo monetario esta tarde en un comunicado en el que confirmo que “el Comité continuará monitoreando los desarrollos del mercado monetario mientras evalúa el nivel de reservas más consistente con la implementación eficiente y efectiva de políticas. El Comité está listo para ajustar los detalles de estos planes según sea necesario para fomentar la implementación eficiente y efectiva de la política monetaria”.

En relación con estos planes, el Comité Federal de Mercado Abierto votó por unanimidad para autorizar y dirigir al Banco de la Reserva Federal de Nueva York, hasta que se le indique lo contrario, para ejecutar transacciones en la Cuenta de Mercado Abierto del Sistema de acuerdo con la siguiente directiva de política interna:

“A partir del 15 de octubre de 2019, el Comité Federal llevara a cabo operaciones de mercado abierto según sea necesario para mantener la tasa de fondos federales en un rango objetivo del 1 al 3 por ciento. A la luz de los aumentos recientes de las obligaciones no relacionadas con la reserva de la Reserva Federal, el Comité comprará letras del Tesoro al menos en el segundo trimestre del 2020 para mantener con el tiempo amplios saldos de reservas al nivel que prevaleció a principios de septiembre de 2019 y hará operaciones de recompra a plazo y overnight al menos hasta enero del próximo año para garantizar que el suministro de reservas se mantenga amplio y mitigar el riesgo de presiones del mercado monetario” que podrían afectar negativamente a la economía mundial.