martes, 29 noviembre 2022 22:11

Pocoyó se muda a Gran Canaria: Zinkia recupera el tiempo perdido

La producción de la serie de animación Pocoyó se traslada a Canarias. La productora Zinkia, establecida en Madrid, se ha aliado con la canaria Koyi para coproducir los 36 capítulos y 20 videoclips musicales, que concluirán la cuarta entrega de la serie. Una parte del equipo formado por profesionales del sector audiovisual trabajará desde la isla. Tras una temporada convulsa, Zinkia busca dejar atrás los problemas que acarrea la anterior gestión de la productora y mira al futuro con nuevos y renovados contratos para Pocoyó.

Koyi no es el único estudio instalado en la isla, puesto que, las ventajas fiscales suponen un efecto llamada a empresas nacionales e internacionales. El apoyo de la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria (SPEGC) quiere convertir la isla en el epicentro de la producción audiovisual. Un reducido grupo de medios, entre los que se encontraba MERCA2, han visitado las instalaciones ubicadas en el recinto ferial de Canarias, donde se llevará a cabo parte de la producción de Pocoyó además de otros proyectos audiovisuales.

IMG 2765 Merca2.es
Instalaciones en las que se animará la serie Pocoyó (Gran Canaria)

Ambas productoras trabajarán en tiempo real entre ellas, ya que, el equipo de producción está en Madrid, los animadores se instalarán en Gran Canaria y la postproducción vuelve a la capital. Esto es posible gracias a un software que controla todo el proceso de producción, por eso, cualquier modificación que se realice en alguno de los centros se aplica en tiempo real.

Los contratos recién firmados con plataformas de suscripción como canales de televisión garantizan el futuro de Pocoyó. El canal infantil de RTVE, Clan, es uno de los principales emisores de la serie, que además acaba de renovar las tres primeras temporadas. Netflix es otro pilar importante para la difusión del pequeño personaje y sus amigos. El acuerdo con la distribuidora de contenidos impulsó el paso de Zinkia de pérdidas a beneficios. Youtube genera gran tráfico de contenido de los capítulos, pero también es una herramienta que facilita información sobre los usuarios que consumen el contenido, como ubicación territorial, perfil, franja horaria…

 “QUEREMOS CREAR ACADEMIA”

La nueva entrega de Pocoyó supone la contratación de 21 personas por parte de Koyi y una inversión de un millón de euros por parte de este estudio canario. El resto de la inversión se realiza por parte de Zinkia y alcanza un total de tres millones de euros. El total de plantilla que se dedicará a la nueva temporada de Pocoyó entre las dos productoras alcanza los 70 trabajadores.

El elevado porcentaje de ciudadanos de origen canario en las empresas de animación sentadas en las nuevas instalaciones es un factor positivo para la zona. En el caso de Ánima, uno de los estudios de producción que se asientan en el recinto, cuenta en su plantilla con un 70% de canarios. Birdland, otra de las empresas ubicadas en el mismo espacio, asegura que el número de canarios es muy elevado.

Ofincinas Merca2.es
Oficinas para la instalación de empresas

Este fenómeno no es casual. La posibilidad de formación en arte y diseño en las Islas Canarias es muy accesible, por lo que el resultado de estas escuelas resulta positivo para la creación de un modelo de academia del sector audiovisual. Laboralmente, el salario de los profesionales del campo artístico instalados en Canarias es muy superior al resto de trabajadores de las islas, que se aproxima a los 30.000 euros anuales.

LA FISCALIDAD CANARIA, UNAS VENTAJAS DIFÍCILES DE SUPERAR

La competitiva fiscalidad que ofrece el gobierno insular, más ventajosa que la irlandesa, para actividades industriales y relacionadas con el conocimiento atrae al sector del entretenimiento, pero no es el único. Si hablamos de cifras, el impuesto sobre sociedades en la península es del 25%, frente al 4% de Canarias y el 12% irlandés.

Tanto productoras nacionales como internacionales pueden ser beneficiarias del retorno fiscal que ofrece el gobierno canario. En el caso de las empresas nacionales que decidan producir en Canarias, ateniéndose a ciertos requisitos, podrán beneficiarse de un 45% en el primer millón y un 40% a partir del segundo.  Dicho crédito fiscal puede compartirse con los inversores. Por su parte, las empresas internacionales que encarguen un proyecto a un estudio instalado en Canarias podrán obtener una deducción del 40%.

La postproducción y el desarrollo de instalaciones que permitan la producción en interiores son los ambiciosos proyectos de la institución de promoción económica de la ciudad. En materia de postproducción ofrecen a las empresas unas mejoras que no están en la península. En cuanto a las instalaciones de grabación de interiores, dos platós de 1.200 y 1.800 metros cuadrados, están en proceso de construcción. El presidente de la SPEGC, Cosme García, apunta que será para finales de 2020 cuando estén terminados y está previsto su funcionamiento en 2021. “Queremos crear un pequeño sector económico aquí”, asegura Cosme García.

ZINKIA SALE DEL POZO Y MIRA AL FUTURO

“Desde el punto de vista empresarial tenemos que hacer frente a una herencia del pasado, la deuda. La asumimos y sabemos que no nos queda otra porque si no, la compañía se iría a liquidación. Es un hándicap que tenemos, hay que hacer frente a un coste de deuda heredada de la gestión anterior que fue de 13 millones de euros”, aclara el consejero delegado de Zinkia, Alberto Delgado.

La mala época por la que ha pasado Zinkia, que cotizaba en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), le obligó a salir la bolsa y a asumir una deuda que, como comenta su consejero delegado, es muy elevada.  La obligada reestructuración empresarial situó al mexicano Miguel Valladares como presidente del Consejo de Administración, tras la salida de José María Castillejo.

“No tenemos prevista ninguna acción más con respecto a salir a bolsa en estos momentos. Lo que estamos haciendo es destinar inversión para la nueva producción y estamos haciendo un esfuerzo inversor muy importante”, continúa Delgado.

La salida del mercado bursátil de la productora de Pocoyó se debe a tres motivos. “El MAB no cumplía las expectativas por las que Zinkia salió a bolsa, que era conseguir financiación. Tampoco reflejaba el valor de la acción el valor real que creemos que tiene Zinkia. Y, por último, nos obligaba a cumplir una serie de requisitos de información para los que teníamos que destinar una estructura desmesurada para el tamaño de nuestra empresa”, explica Delgado en conversación con MERCA2.

BOSQUE POCOYÓ: EL PROYECTO MEDIOAMBIENTAL DE ZINKIA

El incendio que asoló en agosto miles de hectáreas de Gran Canaria es una preocupación también para Pocoyó y sus creadores. Bajo el paraguas de la nueva marca “Bosque Pocoyó”, que comercializará camisetas, gorras, mochilas, etc, se contribuirá a la reforestación de parte de la zona. La compra de estos productos servirá como financiación para el proyecto.

El objetivo es alcanzar la plantación de 15.000 árboles, una cantidad equiparable al número de niños que nacen al año en Gran Canaria. La especie todavía está por determinar, aunque todo apunta a que será pino autóctono.


- Publicidad -