Con la llegada del otoño y la progresiva bajada de las temperaturas, comienzan a aparecer los primeros resfriados. Sin embargo, un simple catarro puede en realidad ser una gripe, o lo que creíamos unos simples síntomas de resfriado, al final, resulta ser coronavirus. Y es que se trata de tres afecciones que comparten síntomas muy parecidos, y puede que te confundan a la hora de saber qué tienes de verdad.

Normalmente, los síntomas que aparecen en los tres casos es la congestión nasal, el lagrimeo y el dolor de garganta son los más comunes. Pero no siempre tener unas décimas de fiebra en sinónimo de gripe, aunque los mocos son sí o sí síntomas de catarro. Os contamos cuáles son las pricipales diferencias entre estas tres enfermedades: coronavirus, gripe o catarro y sus síntomas para saber qué te pasa.

Los resfriados comunes. La gripe y el coronavirus

coronavirus
Gráfico realizado entre la NHS, WHO, CDC

Los síntomas más comunes de un resfriado son los estornudos, los dolores y molestias leves genéricas, la secreción o congestión nasal y el dolor de garganta, también leve. Se puede experimentar una tos leve, y a veces hay fatiga. Es raro tener fiebre o dolores de cabeza, y los resfriados no provocan diarrea. El NHS afirma que con un resfriado suele haber una aparición gradual de los síntomas, y éstos suelen desaparecer sin necesidad de tomar medicación, ya que se van solos y no duran mucho tiempo (normalmente en 3 ó 4 días desparece solo).