corinna casa real

Por si no fuera suficiente con todo lo que tiene encima con la Casa Real, Juan Carlos I sigue siendo un problema. Aunque esta vez, se debe a una de sus historias pasadas, concretamente, con Corinna zu Sayn-Wittgenstein. Esta empresaria alemana de 55 años es quien asegura haber sido acosada por los servicios de inteligencias españoles, a causa de su relación pasada con el rey emérito.

La empresaria asegura haber mantenido una relación amorosa con el rey emérito cuando este fue jefe de Estado. Esta es la razón por la cual cuenta que gracias a esta situación, ha tenido acceso a información y documentos relacionados con los manejos financieros del monarca emérito. Si sigues leyendo, encontrarás toda la información al respecto.

¿Quién es Corinna zu Sayn-Wittgestein?

corinna zu sayn-wittgestein

Su nombre de soltera es Corinna Larsen, aunque es más conocida como Corina zu Sayn-Wittgestein. Es una empresaria alemana, aunque de origen danés, que estuvo casada con el aristócrata, y también alemán, Casimir zu Sayn-Wittgestein-Sayn. Después de divorciarse de Casimir en el año 2005, Corinna decidió seguir utilizando su apellido, además del título de princesa y el tratamiento de ‘Su Alteza Serenísima’. Debido a ello, la familia de zu Sayn-Wittgestein se encuentra en un enfrentamiento con la empresaria por haber seguido usando este título. Sobre todo cuando se realizó la boda del aristócrata con Ala Bunte, una modelo norteamericana.

Corinna ha estado casada en dos ocasiones, la primera fue cuando tenía 25 años, con un empresario británico. Este se llamada Philip Adkins, con el cual tuvo una hija a la que llamaron Anastasia Adkins. La empresaria adquirió su apellido, pero 10 años más tarde se volvió a casar, y decidió seguir con el suyo de soltera.

La segunda boda sucedió en Londres, en el año 2000 y por lo civil, y sin boda religiosa. Esta vez, contrajo matrimonio con el aristócrata alemán Casimir zu Sayn-Wiitgestein-Sayn, del cual se divorció 5 años más tarde. Aunque tres años antes, tuvo un hijo, al cual llamaron Alexander Kyrill. En medio de estos dos matrimonios, se le relacionó con Gert-Rudolf Flick, un millonario con residencia en Suiza, y nieto fundador de uno de los grandes consorcios industriales de la República Federal, en la cual se incluye Mercedes-Benz.

Comentarios de Facebook