montar una oficina para trabajar desde casa

Trabajar desde casa es el sueño de muchas personas que a diario tienen que coger su coche o el transporte público y dedicar varios minutos en llegar a su centro de trabajo. Sin embargo, quienes desarrollan su profesión en su domicilio (algo cada vez más frecuente entre los autónomos) saben que esta forma de trabajar no es tan maravillosa como parece, tiene algunos inconvenientes.

Pero no es cuestión de agobiarse, aplicando unos sencillos consejos desarrollar la jornada laboral en casa se vuelve mucho más fácil y agradable. Vamos a verlos.

Crea tu propio espacio de trabajo

consejos para trabajar desde casa

Aunque te digan que un autónomo puede trabajar en cualquier lado con un ordenador y un móvil, no es cierto. Si quieres alcanzar unos estándares de eficacia y productividad debes tener una auténtica oficina en tu casa.

A ser posible, debe tratarse de un lugar separado de las zonas de descanso y las zonas comunes de la casa. Si no tienes espacio suficiente, puedes acomodar tu oficina en un rincón del salón.

Lo que debes evitar a toda costa es convertir tu habitación en tu lugar de trabajo. Así lo único que consigues es que la frontera entre trabajo y tiempo de descanso sea tan difusa que llegue un momento en que incluso te cueste conciliar el sueño.

Trabajar desde el sofá o desde la cama te puede parecer muy cómodo, pero a larga te acaba pasando factura tanto a nivel físico como mental, así que mucho mejor si no lo haces.