coche en emergencia médica

En algunas ocasiones puede que tengas que usar tu coche en una emergencia médica. No es algo agradable, y lo mejor es no tenerlo que hacer en ningún momento. La tensión de ese momento al querer llegar cuanto antes, ligado con la preocupación por la persona que llevas es una mala combinación. Pero llegar cuanto antes puede marcar la diferencia. Afortunadamente, la mayoría de las emergencias médicas de este tipo suelen ser por partos, lo cual es una buena noticia, y no por enfermedades o problemas graves.

Llamar a los servicios médicos para saber cómo actuar o recurrir a una ambulancia es lo mejor en cualquier caso, pero en algunos momentos, por cualquier motivo, puede que eso no sea una opción en tu caso. Entonces deberías tener claro algunos consejos para actuar de la mejor forma cuando usas tu coche para este tipo de emergencia médica. Es importante estar muy seguro y que todo te salga de forma casi automática, puesto que en esos momentos pararse a pensar no es fácil.

Todo lo que necesitas saber en caso de una emergencia médica y el uso de tu coche

Introducción sobre el coche y las emergencias

ambulancia

Aunque afortunadamente no tendrás que usar tu coche en muchas emergencias médicas, o eso espero, no puedes hacerlo como quieras. Recuerda primero que si es posible que una ambulancia llegue antes a donde se encuentra el enfermo, será mucho mejor. Ya que ellos son personal cualificado que podrán atender al paciente incluso durante el traslado al hospital más cercano. Por tanto, no uses el coche como medio preferente en cualquier caso.

Cuando no sea posible eso y creas que puedes llevar al paciente de la forma más rápida al hospital, entonces es mejor no saturar a los servicios de ambulancia que pueden atender otros casos. Por ejemplo, si te encuentras con estos casos, sí que sería una buena opción usar tu propio coche para la emergencia médica:

  • Heridos: cuando alguien se ha roto un hueso, se ha realizado un corte o tiene cualquier otro tipo de herida, es posible que el coche sea una buena opción. No es algo de vida o muerte y puedes evitar hacer uso de una ambulancia.
  • Enfermedad no crítica: si el enfermo tiene cualquier síntoma que no requiere una atención demasiado temprana, también podría ser bueno usar tu coche. Por ejemplo, los infartos y similares quizás no sean una buena opción, ya que en la ambulancia hay equipamiento para reanimar al paciente en caso de paro.
  • Estado de parto: los partos son los casos más populares, y no es algo de vida o muerte. Por lo general, se puede llevar a la mujer en el coche sin demasiado problema. Además, normalmente no se hace justo en el último momento.

Sé que es un momento difícil en el que evaluar si es un caso para usar tu coche o no, es muy complicado. Es probable que en la mayoría de casos simplemente hagas lo que te diga tu instinto en ese momento. En esos casos, debes seguir leyendo…

¿Qué se considera emergencia médica?

Policia Municipal de Madrid

No respetar las normas de tráfico básicas y los límites de velocidad con tu coche, y decir que ibas en una emergencia médica no es una opción en cualquier caso. Por ejemplo, una rotura de hueso, esguinces o heridas como cortes no son emergencias, puesto que no está en riesgo la vida del pasajero. Por tanto, debes respetar los límites y no poner en riesgo la vida de otros conductores y peatones que transiten por la vía.

Recuerda que el artículo 70 del Reglamento General de Circulación establece cómo se usan los vehículos en situaciones de excepción, como sería la emergencia médica. En esos casos, incluso si te paran los agentes de la ley podrían acompañarte y abrirte camino hasta el hospital. Serán ellos los que deban evaluar la urgencia del caso y no sancionar al conductor en caso de haber infringido alguna norma con su coche.

Una vez evaluado, es posible que no te multen, e incluso reducir el valor de la sanción. Por ejemplo, en el caso al sobrepasar el límite de velocidad máximo, sobrepasar alguna línea continua o adelantar por la derecha, te saltes un Stop, semáforo, ceda el paso o paso de peatones. Las multas podría reducirse a unos 200€. Incluso si aparcas en doble fila un rato, también suelen ser flexibles siempre que puedas corroborar que es una situación de emergencia.

Si conduces con las luces de emergencia y demás señales de emergencia médica y te encuentras con un control o agente de la ley, es probable que tengas que parar y darle las explicaciones necesarias. Pero recuerda, no todo es una emergencia…