cuidado piel con tapabocas

Si hace un año nos hubieran dicho que la mascarilla iba a ser el complemento más usado en el verano de 2020, no lo habríamos creído, pero ha resultado ser así. Proteger nuestra nariz y boca es la mejor solución que tenemos por el momento para evitar contagiarnos y contagiar el coronavirus. De hecho, el uso obligatorio en todo momento de la mascarilla es cada vez más habitual en más Comunidades Autónomas.

Castilla-La Mancha, Cataluña y País Vasco son algunas de las que han establecido la obligatoriedad de llevar mascarilla en todo momento en los sitios públicos, aunque se pueda guardar la distancia de seguridad. Esto implica que hay que llevarla durante muchas horas, y al final no podemos negar que resulta algo molesta, especialmente en la zona de las orejas. Por eso, vamos a ver algunos trucos para que podamos protegernos y proteger a los demás y disminuir las molestias asociadas al uso de este complemento tan particular que debemos llevar a todas partes.

Reduce las molestias de la mascarilla con una camisa vieja

roces mascarilla

Con este sencillo truco evitamos que las gomas de la mascarilla nos aprieten detrás de las orejas y además reciclamos prendas viejas, lo cual está muy bien. Lo único que tienes que hacer es buscar una camisa que ya no te sirva y cortar un trozo de tela de la pechera, en concreto uno que esté entre dos botones, pero añadiendo además esos botones.

El resultado es una pequeña tira de tela con un botón en cada extremo. Pues bien, lo único que tienes que hacer es pasar las gomas de la mascarilla por cada botón y situar el trozo de tela detrás de tu cabeza. Al ser una prenda textil se amolda a la perfección a la forma del cráneo y podrás llevas la mascarilla durante horas sin notar molestias.

Comentarios de Facebook