Hay recetas que pueden ser muy sencillas, y la salsa barbacoa es una de ellas. Es una de las salsas más famosas y usadas sobre todo para las carnes. Tiene ingredientes que son accesibles y lo bueno es que le gusta a la mayoría de personas. Pero como todo en la vida, hay que saber poner el toque. Por eso te vamos a mostrar paso a paso la mejor salsa barbacoa para que no tengas que recurrir a la de supermercado. Por supuesto, más casera y deliciosa.

Tenemos salsas muy españolas como la brava, la alioli, o la propia salsa española, pero ya sabemos que las influencias externas son cada vez mayores con la globalización, y la salsa barbacoa es una de las más arraigadas ya en nuestra dieta: lo pedimos en cualquier restaurante con carnes pero también apetece usarla para las recetas de casa, así que toma nota.

Consejos para una salsa barbacoa perfecta

Costillas de cerdo al horno: los trucos para que estén tiernas y sabrosas

Hay una serie de trucos y consejos para dar este toque de calidad o personal a tu salsa barbacoa. Por ejemplo, dorar las verduras para que aporten notas tostadas y ahumadas a la salsa barbacoa. Asimismo, aconsejan que el dulzor que nos aporta la miel, se puede sustituir por el endulzante que más nos guste. Si no queremos utilizar ninguno, podemos caramelizar la cebolla lentamente antes de cocinar con el ajo y el resto de ingredientes, para que nos aporte un toque dulce a la receta.

Por otra parte, si deseamos una salsa más ligera, bastará con disminuir el tiempo de reducción. Y si queremos una salsa más espesa para utilizar para glasear, podemos añadir harina fina de maíz diluida en agua y dejar cocinar unos minutos hasta que espese.

Mientras, si nos gusta el picante, se puede añadir un toque a la salsa añadiendo unas gotitas de tabasco. Por último, apuntar que podemos sustituir la sal por salsa de soja, así conseguiremos una salsa de sabor y color más intensos. Como veis hay varias variantes a gusto del consumidor. Buen provecho.