mascarillas

Aunque el suministro de mascarillas es bastante más satisfecho en la actualidad, no todos pueden permitirse comprar suficientes unidades como para cambiarlas según las recomendaciones de los fabricantes. Por tanto, la mayoría de las personas está desinfectando sus mascarillas, incluso si son desechables. De esa forma pueden alarga algo su vida, aunque podrían estar reduciendo su efectividad si la desinfección no se hace correctamente.

Según los estudios, si las mascarillas se mojan o no están bien limpias, su efectividad se ve afectada. Por eso es importante una buena desinfección y conocer cuáles son los límites de cada tipo de mascarilla.

Todo lo que necesitas saber de las mascarillas y su desinfección

Limites de cada tipo de mascarilla

Lo primero que debes saber es que existen mascarillas que admiten ser reutilizadas y otras que no. En principio, las quirúrgicas no serían reutilizables, sino desechables. Esas mascarillas no deberían superar las 6-8 horas de uso, siempre que no estén mojadas o sucias. Por tanto, se deberían tirar tras ese tiempo y ser sustituidas por otra limpia.

En cambio, hay otras mascarillas de tela que admiten ser lavadas un número de veces concreto. Normalmente ronda los 5 o 6 lavados. Así podrás poderla lavar para la siguiente jornada y que esté desinfectada para volverla a usar. Algunas tienen estructura de tela y un filtro interno que se debe desechar, aunque la parte de tela se pueda limpiar.

Por otro lado se encuentran las autofiltrantes, que no se deberían reutilizar demasiadas veces, pero que admiten cierto grado de reutilización si la desinfección es la correcta. Si se humedece o se trata inadecuadamente el tejido filtrante podría perder sus propiedades.

Además, los expertos aconsejan que el tiempo de uso de esas mascarillas autofiltrantes no debería ser superior a las 48 horas, es decir, 2 días y tirar. Pero por cuestiones económicas o de falta de stock, muchas personas las tienen que alargar más allá de esas recomendaciones…

Comentarios de Facebook